Novedades

- (15/10) Ya están disponibles novedades de Octubre, ¡no te las pierdas!

- (15/10) Ya podéis pedir los dracs del mes de Octubre.

- (15/10) En el pregón, nueva entrevista a Dev.

- (15/10) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/10) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/10) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
» Of course I feel too much, I'm a universe of exploding stars|Moira.
Hoy a las 09:52 por Moira

» Disturbing thoughts || Kya
Hoy a las 08:43 por Kya

» Our future in a couple of words {Izumy FB}
Hoy a las 03:55 por Mercurio

» Happy birthday to us (Ariakas)
Hoy a las 03:42 por Maeve

» Rol Quotes v2.0
Hoy a las 02:52 por Mercurio

» Llegaremos a 100?
Hoy a las 02:17 por Isolde

» Afiliaciones Normales
Hoy a las 02:06 por Invitado

» Wings of freedom (D'tark)
Hoy a las 01:09 por Maeve

» Brave and innocent (Nyssa)
Hoy a las 00:53 por Odette

» ¿Qué canción es tu personaje?
Hoy a las 00:40 por Ariakas Verminaard

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: Zero
59/60

Afiliados Normales


Intento fallido del arte de pasar de todo (Kariel)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Intento fallido del arte de pasar de todo (Kariel)

Mensaje por Corah el Dom Mayo 10 2015, 19:34

Había dejado a Megerah con los sirvientes de Kariel. No le apetecía estar con ella, no tenía paciencia para sus comentarios y sabía bien que se le podía ir la mano en cualquier momento. Estaba irascible, con aquella ira devorándola por dentro. No sabía qué había visto exactamente el día anterior por la mañana. Pero la sola idea la carcomía, como una vil tortura. El dolor que obtenía del cilicio no ayudaba a aclarar su mente.

Había estado interrogando prisioneros, pero tampoco era capaz de distraerse sin darle vueltas en su cabeza. O de concentrarse en su trabajo. Lo cual resultaba condenadamente molesto. Así que se había encaminado hasta las termas, a sabiendas de que a aquella hora no había nadie. Por suerte, no la importunarían y podría descansar un rato.

Se deshizo del traje de inquisidora y desconectó de la red dracónica, justo en el momento en que la punta de su dedo gordo de uno de sus pies tocaba la cálida agua. Poco a poco deslizó su cuerpo en el líquido, hasta la altura de sus hombros. Siseó de placer, quedamente. Echó para atrás su cabello, mojándolo y logrando que pareciese rubio oscuro. Fue hacia uno de los laterales y apoyó sus antebrazos en el borde de la piscina, de espaldas a la entrada.

Bajó su cabeza, para acariciar con una de sus mejillas el dorso de una mano, pensativa. Su ceño se frunció encantadoramente, concediéndole una belleza fría a su hermoso rostro. El calor del agua, junto con el agradable vapor, la ayudaba a relajarse un poco. Era una sensación satisfactoria y arrullante. El abrazo del elemento, rodeándola. El único contacto físico que verdaderamente soportaba. Y aunque nunca lo admitiese, le recordaba los brazos de su madre.






Myself:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 582

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Intento fallido del arte de pasar de todo (Kariel)

Mensaje por Kariel el Lun Mayo 11 2015, 20:22

Cuando vives muchos años con una persona tomas la costumbre de velar por su bienestar, y la red dracónica daba lugar a un más fácil acceso. Por eso había notado las deben frecuentes y largas desconexiones de Corah, y sabía lo terriblemente inusuales que eran. No buscaba provocar su ira, pero estaba preocupado. Y pensó que lo mejor sería acercarse cuando había menos armas cerca.

En el momento que Corah cerró los ojos, se acercó en silencio, desconectado de la red, y se introdujo con suavidad en el agua. Si había una ventaja de vivir en el castillo eran estos baños tan cerca. Eran gloriosos. Sentir el delicioso calor en su cuerpo le hizo soltar un ronroneo y casi derretirse contra el borde.

Abrió los ojos que no sabía que había cerrado y miró a la dragona-. Lo sé, lo sé. No necesitas decirlo. Es parte de las desventajas de nuestra amistad, siempre me tendrás cuando tus espaldas, lo quieras o no. Pero sabes que lo que estás haciendo pondrá las miras en ti. Y lo que sea que estés ocultando...

Lo dejó en el aire, ambos sabían que sería peor. Pero la rubia ya había intentado relajarse sola y no lo había logrado. Las termas no contaban, en cinco minutos hubiera en empezado a pensar en eso de nuevo-. ¿Es por Giovanni? -preguntó ya que la inquisidora había estado muy irritada con él yo últimamente-. Puedo matarlo si quieres. Sus gustos son más que sabidos, por mucho que intente ocultarlo. Puedo tentarlo y enredarlo en una trampa y hacer que parezca un accidente, nadie tiene por qué saberlo.

Lo dijo en un tono muy relajado, como si hablara del clima. ¿En broma? Quizá... Su rostro era mucho más difícil de leer con la red apagada, sus ojos no contenían risa alguna. En esos momentos se veía el noble relucir, de quien no podía delucidarse en qué pensaba. Entonces esbozó una sonrisa suave.

-¿Quieres unos masajes? Hay pocas tan buenas combinaciones como aguas termales y masajes-, ofreció con suavidad. Sabiendo bien que no iba a tomar ninguna clase de confort físico si no era placentero.




Crazy about you <3

avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1266

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Intento fallido del arte de pasar de todo (Kariel)

Mensaje por Corah el Miér Mayo 13 2015, 15:02

Estaba sumergida en sus pensamientos, tanto que no notó que alguien más había entrado y que se metía también en el agua. Hasta que escuchó un ronroneo. Giró su cabeza y ladeó un poco su torso, lo justo para mirarlo, sin perder la postura de sus antebrazos. Quiso decirle un “estás interrumpiendo mi baño”, pero él fue más rápido al hablar. Chasqueó la lengua. Ella que quería estar sola y sin ser molestada…

-Es imposible que alguien como yo no tenga un acosador. Al menos eres dragón y uno atractivo –alzó una ceja dorada, ronroneando a medida que hablaba, sin alzar la voz. Esa forma de comunicarse solía resultar tan sensual como peligrosa-. No soy yo quien anda ocultando. Que vengan si tiene las suficientes pelotas. Al menos tendré una audiencia gratuita y directa con la reina –hasta estuvo tentada a conectarse de nuevo a la red dracónica para que todos se enterasen, pero no llegó a hacerlo.

Pensó que Kariel había valorado la idea de que llegasen a ella cuando sospechasen que algo pasaba. Y ambos sabían cuál sería su elección. No la esclavitud ni el exilio. Sólo una muerte honorable. La inquisidora era consciente que él no estaba dispuesto a perder a nadie más. Aún cuando ella era sólo un monstruo, cuando no tenía nada que ofrecerle más que una carta blanca.

Sabía cosas de él que muy pocos conocían. Aunque a ella le gustaba pensar que nadie más lo hacía. Detalles que podían meterlo en un apuro. Pero él fue el único que la invitó a vivir con él. Aún cuando el dragón rojo había golpeado duramente su ego hacía más de cien años, volvía a ella en sus días más oscuros. Corah sabía lo que era la lealtad, algo que Kariel se había ganado.

Alzó una ceja al escuchar el nombre del otro inquisidor. Giovanni. Ese macho que la había insultado, despreciado su trabajo, rozando lo misógino si no supiese que lo hacía con todos. No le habían faltado ganas de matarlo, pero lo había resuelto con una hostia épica que había resonado en la red dracónica para humillación pública del golpeado.

Negó con la cabeza, esbozando una sutil sonrisa. No admitiría nunca que, en ese momento, había pensado que Kariel era un amor por proponerle algo así. Sabía que era en serio. Que lo haría por ella, sólo con un gesto o con una palabra afirmativa. Ese gran detalle, hizo que no le dijese que se fuese y la dejase sola.

-No es por él, gracias por ofrecerte. Déjalo vivir su patética existencia –sentenció. El segundo ofrecimiento hizo que suspirase suavemente y afirmase con la cabeza-. Sí, por favor –susurró, volviendo a mirar al frente, dejando que se acercase a su espalda con esa confianza que sólo daban los años. Sabiendo, además, que tenía manos prodigiosas para masajear.






Myself:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 582

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Intento fallido del arte de pasar de todo (Kariel)

Mensaje por Kariel el Jue Mayo 14 2015, 19:25

Soltó una risita al escucharla-. ¿En definitiva como soy guapo, no te molesta si soy un psicópata acosador de mujeres? Tus prioridades necesitan revisión-, apuntó, aunque sabía que era más bien porque era él que no le había pegado aún. En lo callado de su cabeza probablemente agradecía, aunque fuera mínimamente, que tuviera la consideración de ir a verla cuando estaba mal.

Sin embargo las siguientes palabras lo dejaron helado. ¿Qué podría…? Oh. Había una sola cosa que podía hacer que nombrase a la reina con tanto veneno. ¿Cómo se había enterado? ¿Qué sabía? Complicado, muy complicado. Diablos, odiaba trabajar con tan poca información en un asunto tan delicado.

Asintió con la cabeza al escuchar la respuesta respecto a Giovanni, el problemático dragón seguiría con vida, por el momento. Pero por algo los dragones vivían una existencia de manada, si te aislabas, el contador de posibilidades subía hacia el lado de la muerte. Y el cabrear a otros dragones no significaba justamente el arribarte más a la manada.

Se acercó a ella y se dedicó a masajear con suavidad la espalda de la inquisidora. Podía encontrar con facilidad los nudos de lo tensa que estaba, y con paciencia trabajaba con delicadeza en cada uno de ellos hasta aflojarlos lo suficiente para poder aplicar más presión. Fue bajando lentamente por la piel algo marcada de la dragona, acostumbrado a cada pequeña cicatriz, y observando las nuevas, entendiendo que en el estrés había estado tirando su cuerpo más allá de lo que debiera.

Trabajó a lo largo de la columna vertebral, sin dejar un solo nudo sin atender, sintiendo como poco a poco su cuerpo se destensaba. No había nada sexual en lo que hacía, a pesar de que sus manos podrían haber hecho mucho más, se dedico tan solo a los masajes, ni una caricia ni un beso extraviado. Sabiendo que el estado en el que estaba Corah era uno que requería cosas sólidas de las que agarrarse.

Eventualmente la dejó derretirse contra el borde, y se dedicó a hacer lo mismo. A pesar de que parecía que su cabeza iba a estallar pensando en qué decir, qué hacer, todo y nada a la vez, se quedó callado. Enfocándose en el calor que recibía su cuerpo, intentando relajarse él mismo, hasta que lo logró, y entró en un estado semi-meditativo… casi adormilado, si no fuera por el hecho de que sentía los ojos de Corah en él.

Abrió un ojo celeste, que estaba mucho más atento de lo que debiera para el estado relajado de su cuerpo, y se encontró con una mirada llena de sospecha. Estaba claro que si la rubia no había podido relajarse hasta ese momento, un masaje y un baño no iban a hacer milagros.

-Si hablo, porque hablo, si no hablo porque lo hablo. ¿Quién diría que llegaría el día? –Bromeó con una leve sonrisa, pero era amarga, no iba a fingir levedad, sería un insulto a la inteligencia de la dragona-. He sospechado durante muchos años que llegaría este día. Y la verdad, pensé muchas veces en qué te diría, en qué… No no, no te confundas, no es que yo supiera-, aclaró con rapidez para que no malentendiera-, pero tengo un enorme olfato para las incongruencias y las trampas, tú sabes eso, me conoces. Y recientemente llegó a mi atención un artículo en el pregón. Pero no he podido averiguar nada al respecto, así que en mis dudas de que fuera verídico, no dije nada.

Esperaba no tener que hacer una batalla en el agua, odiaba eso, y personalmente creía que no lo merecía, pero al final del día, era el único target interesante de la habitación-. Lo cierto es que no sé qué es lo que pasó. De qué te enteraste. Lo que sí sé es que no cambia quién eres. Puede que sí, que hayas basado tu vida en una mentira, ¿acaso eso cambia el carácter que has forjado al día de hoy? Porque yo estoy seguro que en lo que respecta a nuestra amistad no cambia nada, sigues siendo la misma persona de hace una semana, de hace un centenario.

Quería evitar que se le cayera a pedazos, posibilidad que aunque pocos se hubieran frenado a considerar, existía. Mucha gente quebraba por completo con esas cosas. Le daría un suelo firme donde apoyarse primero. Lo demás era secundario, tenían mucho tiempo para trabajarlo y cuestionarlo. Había tenido la oportunidad de presionar los botones para hacerla dudar de todo, pero no tenía el corazón de apretarlos si ello significaba un peligro de destruir sus fundamentos.




Crazy about you <3

avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1266

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Intento fallido del arte de pasar de todo (Kariel)

Mensaje por Corah el Dom Mayo 17 2015, 15:07


-No soy del montón –contestó con orgullo draconiano. Allá donde otro hubiese amoldado sus prioridades, ella no. Aunque, por supuesto, no lo mandaba al diablo por otras razones que no iba a exponer.

Estaba tensa y dura. Entrar en el agua caliente le había servido temporalmente. Porque, después, se había puesto a pensar, a darle vueltas, a calibrar las opciones que tenía. Había analizado cada indicio, como si no se tratase de su propia vida, sino de una investigación usual. Puta vida ser inquisidora.

Así que, cuando él empezó a masajear, sintió el dolor cuando los nudos iban siendo manipulados. Pero no se quejó en ningún momento. Se dejó hacer, extrañamente mansa. Poco a poco empezó a relajarse, a sisear delicadamente, a suspirar mientras bajaba la cabeza y se apoyaba más contra el borde de las termas. Su mente se embotó de ese simple placer que las manos masculinas le proporcionaban. Nada sexual. Nada a lo que pudiese escapar temporalmente. Era algo más íntimo, una forma de hacerle saber que la estaba cuidando, que la sostendría que caía.

Quiso decirle que la dejase ir. Que era demasiado tarde para ella. Que una vez conoció lo que había sido el cariño, pero ahora ya no significaba nada para ella. Esa parte de sí misma la había sacrificado para convertirse en algo más. Un ser que no encontraría redención al final de su camino. Sólo una muerte segura, preferentemente peleando. Se había liberado de aquellos recuerdos de su infancia para volverse más fría, cruel, implacable. Únicamente para dudar ahora si toda su vida había sido una vil mentira.

Levantó la cabeza y posó sus intensos ojos verde jade sobre él. Se había acabado su relax. ¿Por qué diablos estaba allí? El dragón no daba puntada sin hilo. Sabía algo y quería conocer qué era. Frunció encantadoramente el entrecejo, volviendo gélida su mirada. Algo que la hacía tan sensual como pelirroja. Un ojo de Kariel se abrió, enfocándola. El rostro de ella no cambió de expresión con la broma, no estaba para tal cosa. Aunque sí, le jodía mucho aquel intrigante silencio.

Frunció los labios de mal humor cuando él continuó hablando. Estaba a punto de saltar sobre el dragón rojo, dispuesta a pelear en el agua. La sola idea de que él hubiera sabido y no le hubiera contado la enojaba, por la traición implícita. Hasta que él aclaró y ella rodó los ojos con un gruñido malhumorado. Ambos estaban bastante igualados a la hora de pelear, pero eran muy bestias. Hubiera podido matarlo en aquella piscina.

-Haber empezado por ahí –dijo entre dientes, con evidente molestia-. Vi el artículo… ayer –murmuró, masticando las palabras.

Aún dudaba si había sido mentira y lo habían utilizado en propaganda contra los terroristas y a favor de la reina. Deseaba que fuese así. Aunque ver el retrato de su padre la molestaba. Lo había reconocido aún con la espesa barba. Pero… cuando creyó verlo en la ciudad, no la tenía. Quizá, el trabajar tanto y apenas dormir le estaba pasando factura a su mente. La cual aprovechaba para jugarle una mala pasada.

Entonces, saltó fuera del agua, tomando impulso. El líquido acarició descendentemente su piel, sin ningún pudor. Agarró una toalla y se envolvió en ella, antes de mirar a Kariel de forma airada.

-¡Lo cambia todo! Maté a mi padre para conseguir MI libertad. Para vengar la muerte de mi madre. Sin eso, no tengo NADA. No soy la misma persona, soy un maldito FRAUDE –gritó iracunda.

Le dio la espalda, sintiendo la rabia ascender dentro de su ser. Estaba irascible… porque se sentía impotente, engañada, traicionada. Ya no sabía quién era. No se arrepentía de las decisiones que había tomado ni de lo que había hecho. Pero… ¿en base a qué? Si no tenía eso… entonces… ¿qué sentido tenía todo? Sus hombros temblaron, de espaldas a Kariel. Entonces sintió sus propios ojos acuosos. Agarró un mueble bajo donde había tenido antes la toalla. Con ambas manos lo levantó y lo arrojó para estamparlo contra la pared más alejada, a lo bestia. Mientras soltaba un rugido estremecedor.







Myself:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 582

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Intento fallido del arte de pasar de todo (Kariel)

Mensaje por Kariel el Lun Mayo 18 2015, 19:52

Sabía que ella tanto como él dudaba de la verdad en ese periódico. Era difícil de creer y de digerir, pero por otro lado algo lo había desatado, y todavía no le decía qué. El artículo del periódico tenía bastante tiempo de que había salido, y ellos no solían leerlo.

Hizo caso omiso al estruendo que causó la dragona, aunque esperaba que nadie fuera a interrumpirlos por ello. Salió con tranquilidad del agua y colocó una mano en el hombro de ella, ofreciendo contacto físico de a poco, no queriendo que se apartase por darle demasiado de pronto.

-Corah, en el fondo tenías que saber que lo más probable es que tu madre también fuera de la resistencia, así que no estabas vengando ninguna muerte. Y el hacer lo que te dijeron para conseguir tu libertad todavía se mantiene. Pero te agarras de la idea de que toda tu persona se debe a ese día porque es temible el creer que la fuerza para levantarte la tuviste tú sola. Créeme, yo lo sé, soy un cobarde gran parte del tiempo.

Se inclinó hacia ella y apoyó la cabeza sobre la de ella. Todavía no llegaba a abrazarla, pero el gesto era protector-. Sin eso me tienes a mí. Por poco que valga. Así que no, no tienes nada. Tienes años de entrenamiento, una amistad inquebrantable y cada año que pasamos juntos fueron una absoluta verdad. ¿Quieres ir a preguntarle a la reina? Pateamos puerta tras puerta hasta que nos atienda.

Se giró a mirarla a la cara con su arrogancia usual pero esta vez con un brillo en la mirada que decía que pasara lo que pasara, estaban juntos en eso.




Crazy about you <3

avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1266

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Intento fallido del arte de pasar de todo (Kariel)

Mensaje por Corah el Mar Mayo 19 2015, 23:49

Sintió la mano ajena en uno de sus hombros mientras la dragona respiraba con fuerza. No se alejó, porque no era un abrazo. De haberlo sido, hubiera puesto su mejor cara de “contacto físico, I-UGH”. La reptil no era de ese tipo de muestras de afecto… no al menos desde que había dejado de ser una niña. Eso lo sabía bien Kariel, quien había convivido con ella unos cuantos años. Sin embargo, cuando él osó mencionar a su madre, se dio la vuelva y lo miró con una ceja sutilmente arqueada. Cualquier otro, en ese momento, hubiese sido premiado con la mayor hostia jamás testeada.


-MI madre no era de la resistencia –marcó, en un susurro amenazante para que no cruzase de nuevo esa línea. Si lo hubiera sido, algo que ella desconocía, nunca lo admitiría-. ¿Se mantiene? ¿En-Serio? –replicó, siseando. Frunció el entrecejo tan encantadora como peligrosa, dejando que sólo se viese una fina línea de sus intensos ojos verde jade-. Ese día me hizo más fuerte, más poderosa. Y no me arrepiento de ninguna de mis decisiones –aclaró, antes de volver a darle la espalda-. No eres un cobarde, solamente eres un maldito sentimental –dijo entre dientes.

Sus cabezas quedaron en contacto. No supo muy bien si era tierno, protector o qué. Pero esperaba que no fuese a abrazarla. Cuando lo escuchó hablar, no pudo evitar enarcar una ceja. ¿En serio le estaba diciendo eso? No pudo evitar sonreír amargamente. Ellos no eran amigos. Se acostaban de vez en cuando. Se usaban en ocasiones. Ella no podía ofrecerle ningún sentimentalismo, porque era una debilidad. ¿Estar juntos? Nunca habían sido una pareja. Habían vivido en el mismo lugar, ella como su invitada. Hasta que golpeó duramente el ego de la dragona.


Iba a decírselo cuando escuchó su propuesta. La dejó dura como la piedra de la sorpresa. Y entonces vio aquella determinación y lealtad tatuadas en la intensa mirada azul. Supo que él estaba dispuesto a perderlo todo, su posición, sus propiedades, sus sirvientes, su reputación, su posibilidad a formar una familia acomodada. Sólo por ella. El ofrecimiento era tentador, no obstante… pero…

-No. Prefiero investigar desde dentro –tomó la resolución.

Ninguno estaba hecho para ser esclavo ni exiliado. Ambos referirían la muerte y ella no estaba dispuesta a dejar que Kariel pagase por sus propias decisiones. Él la había ayudado cuando nadie más lo había hecho. No podía dejar que falleciese, llevarlo hacia su propio fin.







Myself:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 582

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Intento fallido del arte de pasar de todo (Kariel)

Mensaje por Kariel el Miér Mayo 20 2015, 00:33

La vio mirarlo amenazante y alzó una ceja entrecerrando los ojos. No era del tipo de dejarse intimidar. Rodó los ojos ante la amenaza, como todo tema delicado para Corah intentaba amenazar para que no siguiera estando ahí. No estaba muy seguro de por qué le tenía tanta paciencia con esas cosas.

-Un acto no es bueno o malo por las consecuencias, lo es por las intenciones. Tuviste las intenciones de matar a tu padre para librarte, y si de alguna manera sobrevivió y te lo ocultaron, eso no borra tus intenciones y cómo viviste a partir de eso. No borra nada del pasado. Lo único que hace es plantear una posibilidad distinta hacia el futuro.


Asintió con suavidad, sabía que ella no se arrepentía de haber llegado a donde estaba, ninguno de los dos era de arrepentirse, más allá de que Kariel a veces se frenase a pensar en los “y si”.

-No me refería a un cobarde en cuanto a lo físico sino en cuanto a lo sentimental-, y se mordió la lengua para no agregar que ella era más cobarde aún en eso porque sabía que se comería el puñetazo de su vida si lo hacía, y la verdad que mojado y con agua cerca, no le apetecía pelear.

Sonrió con suavidad al verla determinada, estaba empezando a sonar mucho más como ella en esos momentos  Una nueva determinación siempre ayudaba a amedrentar las dudas y a fortalecer el carácter. Por ahora parecía que la crisis había sido esquivada con éxito. Tomó una toalla y se secó el cuerpo. Estaba tentado a ofrecerle quedarse con ella pero sabía que esa clase de confort nunca era bienvenido.

-Ten cuidado-, susurró de manera casi inaudible. No sabía si Corah tenía las capacidades para ocultar su investigación, ni si era el mejor camino a proceder. Sin embargo había algo que siempre había querido preguntar y ahora finalmente resultaba relevante y acorde hacerlo-. ¿Quién fue que os torturó? –Tal vez si todavía estaba vivo, se convertiría en una punta por donde empezar.




Crazy about you <3

avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1266

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Intento fallido del arte de pasar de todo (Kariel)

Mensaje por Corah el Vie Mayo 22 2015, 21:09

Muchas caritas las de Kariel, pero no osó volver a mencionar a su madre, por la cuenta que le traía. El aristócrata sabía muy bien que él tenía carta blanca y que la hembra le avisaba de antemano las líneas que no debía cruzar cuando se presentaba la ocasión. Esta era una de esas veces. Chasqueó la lengua cuando él volvió a hablar.

-El cementerio está lleno de intenciones. ¿Qué otra posibilidad tengo? –le preguntó al dragón rojo.

Molestias aparte por el giro de los acontecimientos y por las novedades que conllevaba, la inquisidora no veía ante sí un futuro distinto al que se había forjado desde que fuese liberada. Se había marcado una meta. Se había destrozado a sí misma de modo que no le quedaban otras opciones. No despertaba muchas simpatías. Salvo por Kariel, algo que no entendía todavía por qué se empeñaba en aparecer cada vez que ella no estaba del mejor humor. Quizá aquella culpabilidad de haber metido la pata hace años.

-Sigues sin ser cobarde, sólo débil. Hay quienes hacen las mayores estupideces y heroicidades por los sentimientos. Hay que ser valiente, ser un poco suicida o condenadamente idiota para ello. Pero no son cobardes. Ten cuidado, nuestra raza es propensa a ser demasiado sensibles. Quizá un día no esté viva para cuidar tus espaldas –le avisó con seriedad.

Lo miró mientras él se secaba, intentando distraerse con las vistas que ya conocía. Asintió cuando le susurró que tuviese cuidado. Sí, lo tendría. Sabía cómo fingir. Sabía cómo estar fría. Tenía una paciencia que de la que muchos no eran conscientes. Porque no sabían diferenciar esa faceta de su tremendo carácter. Y ante todo, conocía los pasos a seguir en toda investigación. Sabía rastrear, ser sigilosa como un depredador a la caza. Por eso había preferido ocultarse antes de poner sobre aviso.

-Fueron varios, durante semanas. No sé sus nombres, no recuerdo sus rostros. Quizá todavía perdure algún informe de la época. Pero no te aconsejo husmear a ver si lo encuentras, puedes llamar la atención –contestó con seriedad, antes de darse la vuelta-. Mmm… ¿Kariel? –lo llamó antes de que se fuese-… Gracias… -susurró sin mirarlo.






Myself:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 582

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Intento fallido del arte de pasar de todo (Kariel)

Mensaje por Kariel el Sáb Mayo 23 2015, 18:44

-No, los cementerios están llenos de cadáveres. Una vez que estás muerto ya no quedan intenciones ni consecuencias. Y tú estás viva, y mientras lo estés, eres la dueña de tu destino-, podía sonar cursi, pero no por ello menos cierto. Siempre se podía elegir, y las barreras estaban sólo en nuestras mentes. Corah había elegido ciertas consecuencias, y su elección no desaparecía porque la hubiesen engañado sobre qué había pasado.

Ladeó la cabeza al escucharla halagarlo. Inesperado vuelco en medio de los insultos. Pero tenía razón, probablemente sus sentimientos serían los que lo harían terminar mal-. Probablemente merezca lo que reciba-, apuntó en aceptación a que no siempre podría protegerlo, estaba bien, él nunca había pedido protección, la había recibido gratis de parte de la dragona. Y muchas veces sentía que no la merecía.

Tomó su ropa y se puso el pantalón, y la camisa sin abrocharla. Los zapatos quedaron en su mano, sintiendo que Corah necesitaba de nuevo privacidad, y odiando vestirse cuando su cuerpo estaba todavía algo húmedo por el baño.

Suspiró al ver que no tenían una pista fija, pero quizá la inquisidora podría conseguir los informes, desde luego a él se le complicaría además de no convenirle. Cuando le dio la espalda decidió que era hora de irse de allí y encaró para la puerta. Dio apenas unos pasos cuando ella lo llamó. Se giró a mirarla, moviendo sólo el torso, con los pies bien plantados y en su rostro afloró una sonrisa brillante. Aunque sabía que ella no lo veía, probablemente la presentía-. Para eso están los amigos –susurró antes de salir. Algún día la rubia tenía que aceptar que eso es lo que eran, probablemente no fuera hoy ni mañana, pero el no negarlo era el primer paso.




Crazy about you <3

avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1266

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Intento fallido del arte de pasar de todo (Kariel)

Mensaje por Corah el Lun Mayo 25 2015, 16:42

Emitió un suave siseo de diversión, esbozando apenas una sonrisa y sacudiendo la cabeza poniendo los ojos en blanco por un instante. Kariel y su manía de ser puntilloso. No pudo evitar que le hiciese gracia la réplica. No obstante, lo otro la dejó mirando a un lado. No se sentía muy dueña de nada en aquellos momentos. Ni siquiera sabía qué hacer con su vida. ¿Fingir que nada había pasado, tal vez? Quizá con el tiempo lo supiese. Ahora mismo, era un mazazo a toda su existencia.

-Nadie merece ese tipo de traición –replicó la dragona, dejando clara su posición respecto a sensibilidad draconiana que lograba que te mandasen al exilio o a la esclavitud.

No sería el primer dragón en dejarse llevar por los sentimientos y ser juzgado acto seguido. ¿Justo? No cuando habías servido toda la vida a la reina. Por eso ella evitaba a toda costa el amor, el cariño y todas esas debilidades. En su trabajo no había cabida para ello. Aún cuando sabía que, de querer y pedirlo, Kariel la abrazaría. Pero no, le tenía alergia a ese tipo de contacto físico.

Los machos solían ser más sensibles en su raza, aunque algunas hembras también se habían vuelto débiles. Ella era orgullosa, fuerte, imponente. Era el prototipo de dragona independiente, por el que ellos perdían la cabeza antiguamente. Ahora los seducía, los tentaba, los hacía temer y rehuirla a la vez. En parte, por suerte para ella. Porque no estaba hecha para sentar la cabeza y formar una familia, a menos que la reina se lo ordenase para salvar su raza. Por la otra parte… siempre estaría sola. Hasta sus esclavos zafaban de su presencia en cuanto podían olisquear la libertad. Pero al menos, antes, tenía una base sólida en la que apoyarse. Ahora que la traición había sido saboreada, golpeando en su ser vilmente, no sabía dónde permanecer de pie.

Le dejó todo el tiempo del mundo a Kariel para que se vistiese, a sabiendas de que él preferiría secarse antes. Anteponiendo esa necesidad de la hembra a sus propios gustos. Amigos. La última vez que había visto cómo era la amistad, los seres involucrados se adoraban entre ellos. Eso no lo había entre el aristócrata y ella. Él porque no había nada que querer en la hembra. Ella porque rechazaba sistemáticamente aquella debilidad. No, no lo eran. Tampoco eran amantes. Eran algo diferente. Él aparecía en los momentos más sombríos de la dragona. La inquisidora lo protegía de las fauces traicioneras que estaban preparadas, abiertas, ante cualquier traspié que él pudiese dar por ser sensible. Se acostaban, se tenían paciencia, carta blanca hasta cierto límite y cero exclusividad.

Levantó su mentón con orgullo. Tomó fuerzas para enfriar su mirada, su mente, su oscuro corazón. Para calmar su ira, su sed de venganza y no mandarlo todo al diablo. Decidida a llegar al fondo de aquello… y pobre de quien se interpusiese en su camino. Fue entonces cuando volvió a conectarse a la red dracónica y la Muerte Negra le habló, reclamándole lo que era suyo. Casi tuvo ganas de ir detrás de Kariel y darle las gracias por renovar su paciencia, porque su día no mejoraba. Devolverle a Megerah, a esa humana tan capaz. Se hubiera atrevido a preguntarle si le estaba bromeando de no ser porque era de él, era su propiedad. No tuvo más remedio que decirle que sí. Probaría antes qué tal estaba la rubia de reflejos, para darle una oportunidad de pelear contra Moloch. A ver si, con suerte, se lo cargaba de una vez. Tuerto inútil.






Myself:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 582

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Intento fallido del arte de pasar de todo (Kariel)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.