Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png

37/64

Afiliados Normales


Hiding out naughtily | Moira

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Hiding out naughtily | Moira

Mensaje por Trystan el Jue Abr 23 2015, 22:24

No pude aguantarme.

Sabía que Nyssa me había pedido que no saliera mientras el grupillo que se había ido no volviera de las montañas. Pero ya me había pillado de camino a la salida y no me había quitado esas ganas de aire que no hacían más que aumentar. Eh, conste que volví, dejé el arco y me entretuve un poco más para evitar que la pelirroja cumpliera la amenaza de atarme como solución drástica. No obstante, sólo fue un par de horas.

Ni los libros, ni afilar la espada y mucho menos mis pensamientos y/o recuerdos me animaban a quedarme. Así que me hice con el arco de nuevo, el carcaj y enfilé de nuevo para la salida del alcantarillado. Total, la herida por la que supuestamente mi amiga no me había dejado ir con ellos era nada más que un rasguño. Estaba desinfectado y vendado. No había posibilidad de que aquello empeorara. La pregunta de por qué se preocupaba tanto cuando antes no le habría dado tanta importancia, revoloteó mi mente durante un rato, mientras alcancé el bosque, dejando atrás la oscuridad de los túneles.

Todo estaba tranquilo. La espesura del lugar apenas emitía ruidos pero yo no bajaba la guardia. Más valía prevenir que lamentar. Eché la mirada al cielo gris que se dejaba entrever entre las copas, entornando mis ojos antes de seguir.

Me aproximé a la zona de las cascadas, con tranquilidad aparente. Allí siempre había más opciones para cazar un animal. Cuando empecé a escuchar el murmullo del agua al caer, saqué una de las flechas y la medio coloqué en el arco, tensando a medias la cuerda.  Llegué al pie del lago natural, aún medio escondido. No había nada -ni nadie- a simple vista... hasta que detecté una cornamenta del otro lado del agua. Sin pensármelo dos veces, alcé el arco y disparé, hacia dónde suponía el cuello del animal. Un bramido surcó el aire y me hizo ladear una sonrisa satisfecha. Diana. Esperé un poco a que el ciervo gastara sus últimos impulsos violentos por librarse de la flecha con lo que tenía a su alrededor, antes de acercarme.
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 2190

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Hiding out naughtily | Moira

Mensaje por Trystan el Dom Abr 26 2015, 00:04

Cual fue mi sorpresa al no verme totalmente solo con mi presa cuando llegué dónde se encontraba. Unos espectaculares ojos cristalinos me auscultaban de arriba a abajo, posesivos, y fueron acompañados con la misma convicción por una suave y armoniosa voz que no dejó atrás esa sensación territorial que desprendía aquellos orbes azules. La tensa pose de la mujer que estaba al otro lado del ciervo, me hizo moverme con lentitud. Pese a la holgura de sus ropas, sí se podía vislumbrar sus bien delineadas curvas, que me hacían tener bien seguro que débil no era. Por fortuna, no era la primera vez que veía a aquella mujer, y fue un alivio recordar su semblante por las alcantarillas, aunque no hubiera entablado conversación con ella.

Sacudí la cabeza ligeramente, antes de levantar la mano, con la palma hacia ella, en clara intención de no parecer una amenaza-. No pretendía robarte. No te preocupes, puedo buscar algo más. -eché un vistazo hacia la cascada, como si buscase algún animal más. Dudaba bastante que con tanto revuelo no hubieran huido ya-. Simplemente lo vi y pensé que podía volver sin las manos vacías. -expliqué. Trys, no creo que necesite explicaciones. Bueno, nunca estaba de más, pero en parte, sí, la muchacha no parecía querer muchas explicaciones. No había salido a cazar precisamente, pero sí a tomar el aire. El arco y las flechas eran más para defenderme que para cazar, aunque frente a la oportunidad, ¿quién no caía en la tentación?

Medio sonreí, de lado, cuando tuvo ese gesto educado, aunque fuera tardío-. Buenos días... -murmuré bajando la cabeza una sola vez, visiblemente más relajado que ella. Si algo me estaba quedando claro era que aquella mujer tenía un carácter bien marcado-. Lo cierto es que... no. Porque de querer agenciarme el ciervo, me bastaba yo solo. -me había dejado la broma demasiado fácil, y pensaba que era una buena manera de romper el hielo.

O quizás podía equivocarme.

Carraspeé antes de añadir:- Puedo ayudarte a llevarlo de vuelta a la base, si quieres. -me giré ligeramente, dando por sentado que no era el único que había visto al otro con anterioridad.
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 2190

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Hiding out naughtily | Moira

Mensaje por Trystan el Mar Abr 28 2015, 00:41

Su cuerpo estaba demasiado tenso. Su postura era demasiado recelosa. O, ¿acaso era yo que estaba pecando de confiado en aquel lugar al que había ido durante tantos años? O tantas veces. El haberla visto por la base ayudaba a esa confianza, supongo, pues si había algo que me había mantenido con vida frente a extraños era la prudencia. Tanta como ella estaba mostrando conmigo, así que era del todo normal.

¿Que no hay muchas personas como yo? Uf, ninguna, me atrevería a decir. No ya por el cargo que ostentaba entre los rebeldes, sino porque las circunstancias que habían golpeado mi vida hasta ahora me había provocado tantos cambios de conducta que no conocía persona más inestable-. No, más bien no. -sonreí con cierto deje taciturno, antes de escuchar su explicación. Definitivamente, ella se merecía llevarse aquel ciervo más que yo.

- Si me disparas, no podré ayudarte. -repliqué con cierta sorna, queriendo asegurarle que  no tenía intención alguna de robarle. A ver si conseguía relajarse de una vez-. No voy a cambiar de opinión, descuida. -asentí fugazmente de nuevo. Aunque acabé enarcando una ceja ante esa conclusión a la que había llegado. Pues no, no me había visto-. Sí lo soy, si eso te deja más tranquila. -dije tras una leve risa por el término de acosador. Fui a presentarme cuando un ese relincho que la alertó resonó cerca, demasiado cerca. Ambos miramos hacia el mismo lado. Guardias. Genial. Antes siquiera de que pudiera reaccionar, la morena ya lo había hecho, agrandando la herida del animal, antes de prenderme de la mano y soltarme su nombre completo del que seguramente, con la adrenalina del momento, no me acordaría después. ¡Claro! Como tenemos tiempo de sobra, tú dime hasta el quinto apellido de tu tercer ancestro. ¡No pasa nada!- Espera, espera... -murmuré en respuesta, viendo su intención de esconderse entre la maleza-. Sabrán que estamos ahí. -la posibilidad de que hubiera un dragón entre ellos significaría que el fuerte olor a desagüe nos acabaría vendiendo-. Ven, no podemos dejar que nos descubran... -y la mejor manera de ocultar ese olor era... eliminarlo. ¿Cómo? Mis ojos se fueron directamente al lago. Así su mano con fuerza y acabé tirando de ella hasta llegar a la orilla. Apenas me había adentrado en el agua cuando sentí que ella tiraba en sentido contrario. Me giré hacia la muchacha, pudiendo ver el miedo en sus ojos-. Tenemos que llegar al fondo de la cascada, si nos quedamos, nuestro olor a alcantarilla nos delatará. -soné solemne, aunque no estaba seguro de haber sonado todo lo confidente que pretendía-. No dejaré que te pase nada, tranquila. -añadí. Tal vez así, consiguiera que se tranquilizase lo suficiente para que me siguiera. Por suerte, tuve tino y acerté. Con cierta reticencia ella aflojó sus fuerzas y yo pude volver a tirar de su mano para meternos en el agua-. Va, no creo que tarden mucho en irse si no les damos razones para que se queden. -enuncié, soportando estoicamente -como pude, en realidad-, el frío que ya llegaba a mi cintura. Noté que la fuerza con la que ella me agarraba la mano no hacía más que aumentar. Deduje que se había encontrado con poquísimas patrullas siendo ella la presa.
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 2190

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Hiding out naughtily | Moira

Mensaje por Trystan el Jue Abr 30 2015, 00:07

Reí con suavidad, agachando la cabeza, por un momento-. Bueno... Funciona, ¿no? -enuncié con cierta sorna, viendo cómo se relajaba lo suficiente para bajar el arma. Hice lo propio con mi mano, colocándome el arco a la espalda, justo antes de que la patrulla aquella irrumpiera en escena.

Me costó convencerla para que se metiera al agua conmigo. De haber sido otra situación, no habría insistido, o me habría colmado de paciencia -más- para que se metiera poco a poco. Pero no había tiempo ésta vez. Cuanto más crecía el nivel del agua su agarre se volvía más fuerte. Fue entonces cuando comprendí que el miedo -terror más bien-, que ella estaba sintiendo no era por los guardias.  Tenía miedo al agua. Por un momento, no supe como ayudarla más que suponer un solido punto al que pudiera sujetarse.

No tardamos en alcanzar la cascada, y la ducha fría entrecortó mi respiración un momento. La empujé con suavidad, para que pegara su espalda a la roca, quizás así se sentiría mejor. O no, pues tuvo la mala suerte de escurrirse y aferrarse a mí en un abrazo desesperado. Aprovechando la ocasión, la mano que ella subí la mano que ella había soltado a su mejilla, haciendo que se separase ligeramente para poder mirarla- Eh... Moira, ¿verdad? Escúchame. No va a pasar nada... -no paraba de temblar, mientras yo ya estaba oyendo las voces de los guardias al otro lado del agua. No era, precisamente, el mejor momento para dejar que saliera-. Eh, mírame... -estaba tan alterada, que temía que me empujara en cualquier momento para cruzar el salto de agua y liarla más aún. Su voz se veía reducida a un susurro y sus manos no dejaban de moverse, probando mil formas de aferrarse a mí, a mi camisa empapada que se ceñía a la piel como para no sentir sus uñas nerviosas. Estaba tan asustada que empecé a dudar que me estuviera escuchando siquiera. El temblor y la ansiedad que azotaban su cuerpo llegaba a amedrentarme, casi me contagiaba ligeramente... Porque lo que muy poca gente sabía era que yo no sabía nadar. Por suerte, y gracias a cierta pelirroja, conocía perfectamente el fondo de aquel lago y me había cuidado muy mucho de ir por la zona donde tenía el pie asegurado. Pero tenía serias dudas de que aquello pudiera tranquilizar a la morena, lo suficiente como para aguantar bajo la cascada todo el tiempo que los guardias estuvieran ahí. Porque a través de la cortina de agua pude verles alrededor del ciervo-. Se irán enseguida. -enuncié, mirándola de nuevo-. Aguanta, ¿vale? -apoyé la otra mano en la pared, a su lado. Quizás así, pensase que el apoyo que yo le suponía, se afianzaba un poco más. Podía sentir esa tensión propia del miedo, que la paralizaba por momentos.

¿Qué traumática experiencia habría tenido con aquel líquido elemento como para reaccionar así?

A mi mente vino entonces las palabras de Leena en aquella curiosa reunión, justo antes de que muchos de los compañeros partieran hacia las montañas. ¿Acaso ese pánico era obra de aquella tal Corah? Bueno, ninguna de las dos estaba con nosotros para corroborar aquello-. Ya falta poco.

¿Serviría de algo todo aquello? Tal vez estuviese equivocando mis métodos.
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 2190

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Hiding out naughtily | Moira

Mensaje por Trystan el Sáb Mayo 02 2015, 13:01

Mis palabras parecían perderse en el ruido del agua, entre corrientes, que hacían el intento de vapulear nuestros cuerpos, porque aquella histeria suya no parecía menguar de ninguna de las maneras. Aspiré entre dientes ligeramente ante más de un pellizco que sus irregulares agarres me provocaban. Au.

Desde luego, no se iba a soltar, no.

Seguramente, de no haber tenido la adrenalina tan disparada, ya habría empezado a temblar de lo fría que estaba el agua, pero, hablando con franqueza, tenía cosas más importantes de las que preocuparme. Como aquella morena, empapada y asustada como no había tenido ocasión de ver antes-. No me voy a ir... -volví a murmurar, asegurándole que no tenía ni las intenciones. No se me había ni pasado por la cabeza hacerme el héroe dejándola ahí y enfrentarme a los guardias. Yo no iba a ganar nada. Y ella se quedaría sin ciervo, sin líder y... lo más importante, sin apoyo para sujetarse.

La muchacha estaba bloqueada, cegado por ese terror al agua y que los guardias estuvieran husmeando el animal que había cazado no mejoraba la situación. De hecho, sólo ante mi mención volvió a tenerlos en cuenta desde que nos habíamos metido en el agua. Moví con suavidad -y contundencia- la cabeza de un lado al otro, despacio, negándole su petición antes de dejarme llevar por la desesperación también. No obstante, mi desesperación era bien distinta, porque yo quería calmar esos nervios que de no detenerlos, acabarían evidenciando que más allá de aquella densa cortina de agua, había alguien. Y entonces sí que estaríamos en problemas. Era algo cantado.

Me mordí el labio inferior, mientras terminaba de sopesar mis opciones. Bueno, en realidad, sólo había llegado a una... porque tampoco tenía mucho tiempo para adoptar una postura fría y mirar las cosas de una manera más tranquila. Ni tampoco me sobraba tiempo para reaccionar de una bendita vez. Si no la distraía o conseguía sacarle de aquel agujero negro que la estaba quitando entereza, color -y calor-, me quedaban las opciones de que se me desmayara, que esa era la menos preocupante y con menos probabilidades de que pasara. O bien, que empezara a gritar al sentirse más acorralada ahora que yo impedía que saliera. ¿Cómo iba a salir si estaba paralizada de miedo?

Fue entonces cuando aproximé más mi cuerpo al suyo, pegándonos más a la pared. Y, antes de que pudiera replicar, sellé sus labios con los míos en un impulso exasperado por desviar su atención de todo lo que nos rodeaba en aquel momento. No esperaba que me lo devolviese, simplemente hacerla cerrar los ojos y evadirse de allí. Tan simple como eso. Tan simple como el hombre que era.

Ya tendría tiempo de agradecérmelo con un bofetón cuando consiguiésemos salir de ahí.
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 2190

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Hiding out naughtily | Moira

Mensaje por Trystan el Lun Mayo 04 2015, 22:02

Siendo sincero, actué a la desesperada. No me imaginé que fuera a devolverme aquel beso que llegué a darle. En un principio, pensé que si lo rechazaba, del coraje quizás se olvidase de que el agua le llegaba peligrosamente al pecho y sólo se centrase en pegarme la bofetada de rigor por descarado.

Pero no hizo tal cosa.

Noté sus labios fríos y temblorosos adaptarse a los míos, comenzando un baile tan imprevisto como cautivante. Y sí, puede que al final, hasta yo me olvidara de la cascada, de ese ruido ensordecedor, e, incluso de los guardias. Puede que hasta se lo agradeciese, pues de no haber sido por su inoportuna intrusión, ni estaríamos tan cerca. Y mucho menos, besándonos. Seguramente, estaríamos de vuelta a la base, echándonos miraditas y con algún comentario tentador con intenciones escondidas. O no. Lo cierto era que aquella morena parecía tener ese carácter.

Noté toda esa ansiedad que hasta ahora la había bloqueado, llevando sus labios insistentemente contra los míos, dirigiendo una de sus manos para perderla entre mis descuidados rizos, así como la otra a lo largo -y ancho- de mi espalda. La vi cada vez más concentrada en aquel beso, pegando instintivamente su cuerpo al mío. Me llegó a faltar el aire justo antes de que fuera ella quien interrumpiera ese baile. Inspiré, con cierta necesidad antes de hablar-. Embustera... -susurré con voz melosa, tono burlón y media sonrisa, a tiempo de recibir sus labios una segunda vez. Justo entonces, la mano que no mantenía apoyada en la pared, viajó hasta su cintura, afianzándose.

Vale, objetivo cumplido. Ya parecía haberse olvidado de ese trauma que tenía al agua. Y yo con ella. Ya no había corrientes, ni ruido, ni peligro o miedo. Sólo estábamos ella y yo, en aquella pequeña cueva natural, evadiéndonos. De lo que quisiéramos escapar ya quedaba al otro lado del muro de agua que nos ocultaba, dando igual que fueran guardias, salvajes u otro depredador. En aquella burbuja estábamos temporalmente a salvo y yo había sido capaz de hacérselo ver, de una de las maneras más... ¿peculiares? ¿Drásticas? ¿Dulces? ¿Simples? La definición era lo de menos, pues mis ganas no hacían más que renovarse por ese significativo -y estremecedor- masaje que la presión de sus yemas dejaba en mi nuca. Azucé mis labios contra los suyos, exhalando por la nariz, poco pendiente de cualquier otra cosa.

A esas alturas, los guardias podían entretenerse todo lo que quisieran con el dichoso ciervo. De hecho, juraba que se habían dejado de oír voces. ¿Seguirían allí? Aproveché entonces para ser yo el que interrumpiera el beso. De no hacerlo, llegaría un punto en que no respondería de mí. Y no es que me importase, en realidad, pues, pese a las circunstancias en las que nos habíamos encontrado, la mujer había llegado a encandilarme por un momento más largo de lo que llegaría a admitir. Me separé despacio, lento, antes de girar la cabeza, entrecerrar la mirada y llegar a la conclusión de que se habían ido. Podía cerciorarme, pero no estaba nada seguro de que la morena volviera a su ataque de pánico si veía que me separaba. Fue entonces cuando me volteé de nuevo a mirarla, aliviado de que aún permaneciese tranquila. Al menos, en apariencia-. Creo que ya podemos salir. -enuncié con la misma calma, clavando mi mirada azulada en sus pupilas cristalinas.
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 2190

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Hiding out naughtily | Moira

Mensaje por Trystan el Miér Mayo 06 2015, 23:13

La morena parecía más sumergida en ese segundo beso que en el propio lago. Bebió de mis labios con más confianza que en el primero, ese primer beso que inicié yo y que ella acabó devolviendo. Hasta pude sentir un toque de necesidad, fruto de esa histeria menguante.

Hasta que la tranquilidad al otro lado de la cascada llamó mi atención. El color del uniforme de la guardia era bastante más llamativo que las tonalidades del bosque, por lo que seguramente resaltaría como manchas difuminadas que se movían sobre el lienzo que suponía la cortina de agua. Pero no había ni rastro de tal color. Ningún movimiento al otro lado más que el del propio agua. Y es por esa suma de cosas que concluí que, por un simple animal muerto, no habían permanecido mucho tiempo parados.

Bien, nos habíamos librado.

Cuando regresé a su mirada cristalina, detecté un brillo pícaro que me hizo sonreír, antes de alzar las cejas-. ¿Prefieres que nos quedemos entonces? -inquirí, algo sorprendido. Vaya, sí que ha sido eficaz. Había pasado de tener un miedo terrible al agua a no importarle lo más mínimo estar con ella cubriendo la mayor parte de su cuerpo-. Creo que los dos estaríamos más cómodos fuera de aquí, sí. -aunque no implicase que estuviéramos más seguros. Amplié mi sonrisa al escuchar ese tono juguetón que escondían esas ganas por más, antes de aproximar mi rostro al suyo, hasta que la punta de mi nariz rozó la suya-. No te han dado muchos besos en condiciones, por lo que veo. -si yo besaba mejor o peor que los hombres que la muchacha había tenido oportunidad de besar, eso ya quedaba a su juicio personal. Pero al parecer, sí. No habían sabido manejar la situación mejor que yo.

Reí con suavidad, ante su propuesta-. No te preocupes, verme, vas a verme, por la base aunque sea. No necesitas que yo te haga una promesa. -de hecho, era de los que pensaban que las promesas estaban sobrevaloradas. Me habían hecho demasiadas, todas incumplidas, como para alentarme a hacerlas yo, si era tan fácil romperlas-. Pero cuenta con esa segunda lección... -añadí antes de separarme un tanto-. ¿Lista? -pregunté mientras buscaba su mano con la mía, bajo la línea del agua.

Efectivamente, se habían ido. Pude comprobarlo tras cruzar la salvadora cortina de agua de nuevo. Con paso firme, desanduve el camino por el que cruzamos el lago, hasta la seguridad y estabilidad que nos daba el linde del lago. Sólo cuando el agua alcanzó mi cintura, según perdía altura, sentí el peso de la tela de la camisa empapada. Ugh. Odiaba esa sensación de pesadez. Siempre me pasaba. Por eso, procuraba cargar todo con los brazos, o incluso me ponía el carcaj a la cintura. No me gustaba nada sentir -más- peso sobre los hombros. Ya tenía bastante. Para aplacar esa sensación, no dudé en desabrocharme la camisa, para quitármela y escurrirla, en cuánto la morena optó por buscar un apoyo más sólido, ya fuera del agua-. Menuda aventura, ¿eh? -comenté mientras enredaba la ropa en un rebujo de tela y presionaba para que escurriera, visiblemente más aliviado de haber comprobado que volvíamos a tener la tranquilidad de estar solos, en la orilla del lago.
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 2190

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Hiding out naughtily | Moira

Mensaje por Trystan el Lun Mayo 11 2015, 20:27

Reí con suavidad ante esa evidencia, aún bajo la cascada, por lo obvio. Me pensé el tentarla, juguetón, más por lo cerca que estábamos que por el hecho de querer volver a besarla. Que no podía decir que no quisiera, porque mentiría. Enarqué una ceja ante esa broma seria. ¿Era impresión mía o a la muchacha, de repente, le agradaba mi compañía?-. Nah, no creo que pase tanto tiempo. Además, vas a tener más de una ocasión para hablar conmigo... -por mi cargo, era evidente que nos cruzaríamos más de una vez, pues prácticamente no dejaba de moverme por la base, de un lado a otro, para cerciorarme de que todo funcionaba según lo previsto-. ¿Que no es el maestro quien pone el horario? -bromeé inocentemente antes de asentir-. No tengo nada mejor que hacer... -alegué, con un ligero encogimiento de hombros.

Correspondí su sonrisa al cogerle la mano. De repente, aún empapada y sin el color totalmente recuperado, aquella curvatura de sus labios se me antojó radiante. Quizás fuera la idea de salir de allí. Tenía tantas ganas, bueno, no, puede que alguna menos, pero igualmente tenía ganas de llegar a la orilla. De poder controlar los movimientos de mi cuerpo, sin amortiguamientos de ningún tipo, como podía ocurrir en el líquido elemento. Sentí como volvía a aferrarse a mí, aunque esta vez fuese más comedida por mucho que presionase mi brazo.

Una vez fuera, decidió sentarse mientras yo me quitaba la camisa mojada. Volví a reírme -con cierto rubor, eso sí- con su peculiar halago antes de mirarla de soslayo, con la ceja alzada-. Y yo empapado... -vale, por contestarle algo. Reconozco que no sabía qué decir, porque su descaro me pilló verdaderamente por sorpresa-. Nah, ¿repetir? ¿No prefieres probar cosas nuevas? -me crecí momentáneamente, en mi intento por devolverle la jugada que ni de lejos llegaba a su nivel. Mi tono fue desenfadado, volviendo a escurrir la camisa con aire tranquilo, pero sin perder la sonrisa.

De repente, la vi aparecer frente a mí, mirando mi torso detenidamente. Bajé los brazos para fruncir el ceño momentáneamente, en lo que tardé en darme cuenta de que estaba mirando las cicatrices. Seguí su mano con mis azules, y justo antes de que alcanzara la marca de la cadera, adelanté mi mano para tomar la suya-. Fue hace tiempo... -murmuré al sentir la calidez de sus labios ahora sobre la piel de mi hombro. Iba a añadir más cuando la morena se desvistió y se giró. En un principio, no entendí nada... hasta que vi unas huellas parecidas cruzar toda su espalda. La preocupación cubrió mis ojos, haciéndome recordar de golpe, información que tenía presente de forma indirecta-. Tú eras la esclava liberada, ¿verdad? -por los puntos claros que dejó a Leena aquella vez, por algún que otro rumor, y ahora por las marcas que ella misma me estaba mostrando. Estuve tentado de hacer lo mismo que ella, de hecho, alcé la mano de manera tímida, aunque no llegase a rozar su piel, pues terminó por volverse hacia mí otra vez.

Su gesto de vergüenza imprevisto me enterneció más de lo que podía haber pensado-. No tiene ni punto de comparación... Tú has sufrido mucho más que yo. -quise quitarle toda la importancia que ella le daba al hecho de que estuviera en ropa interior. Fue por esto que ladeé la cabeza, apartando mis azules a mi camisa, aún toda arrugada, dejándola esa intimidad y tiempo para que volviera a vestirse.  No obstante, bien podía regodearme también, siendo la tela la que se ceñía a su cuerpo por estar húmeda.

No podía decir que no me gustaba lo que había podido ver. En general.

Con algo menos de sorpresa, volví a mirarla, con una sonrisa marcada en mi semblante-. Es verdad, qué descortés por mi parte... -murmuré, dándome cuenta que no le había dicho mi nombre con las prisas-. Hm, ¿Trystan te parece mejor?
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 2190

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hiding out naughtily | Moira

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.