Novedades

- (15/12) Ya están disponibles novedades de Diciembre, ¡no te las pierdas!

- (15/12) Ya podéis pedir los dracs del mes de Diciembre.

- (15/12) En el pregón, nueva entrevista a Cyrenia.

- (15/12) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/12) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/12) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: ZeroTime Of Heroes
59/60

Afiliados Normales


Dream a little dream of me - FB (Trystan)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dream a little dream of me - FB (Trystan)

Mensaje por Nyssa el Jue Abr 16 2015, 23:58

Hace 16 años

Estaba en su habitación. Llevaba un tiempo despierta, sentada sobre la cama de paja. Era la hora del desayuno pero… pero… pero… Sólo de pensarlo se sonrojó. No podía ir, no… no… puff… Se llevó las pequeñas manos a la cara, ocultándola en ellas y negando. Iba a morir de vergüenza. Pero… si no iba… el día anterior había puesto de excusa que le dolía la barriga y había husmeado lejos sólo para verlo. No podía faltar otra vez. Y encima no podía hablar con su madre porque… porque… ¡era su madre! ¿Hacían falta más explicaciones? Sólo le faltaba que lo supiese e hiciese algún comentario que le diesen ganas de gritar: ¡tierra, trágame!

Suspiró. Vale… tenía que salir de allí… antes de que él fuese a buscarla preocupado. Era mejor estar con más gente, ¿verdad? ¡¿verdad?! Bajó las manos y se levantó de la cama. Se miró en el espejo que se había agenciado y tenía contra la pared. Uff…no podía ir con aquellas pintas. Parecía un chico. No. Se cambió y se puso un vestido negro, entallado con falda hasta el suelo. Su cuerpo se había desarrollado el último año y se sentía… rara. Pero Elianne le había dicho que aquello era normal, que no se preocupase, le había dado una charla de la cual no había entendido ni la mitad y había sido realmente amable y comprensiva.

Se puso un poco de carmín de un botecito con la yema de los dedos, sobre los carnosos labios. Los frotó después, uno contra otro. Hizo un sonido al despegarlos, según le había enseñado Elianne. Vale. ¿Ahora qué? Se recogió con las manos el cabello rojo fuego hacia atrás, dejando algunos mechones cayendo para enmarcar su rostro de trece años. Sus ojos verdes observaron la imagen que devolvía el espejo. Quizá así… Agarró un pasador de metal y con él sujetó el pelo.


Tomó aire y adelantó los labios para expulsarlo, comiendo nervios. Caminó con sus botas por las alcantarillas, intentando no pisarse la falda… que por cierto, lo hizo en alguna ocasión y temió rasgarla. Por suerte, la tela resistió. Fue a la zona de comedor, donde varios ya estaban. Agarró su cuenco para servirse un poco de comida y se sentó cerca de una de las paredes, con visión perfecta de la entrada. Miró para todos lados. No estaba, no lo veía. ¿No iba a aparecer? Hizo un delicado mohín con sus labios. ¿Se había arreglado para nada? Bajó la mirada, triste y decepcionada, cuando pasó medio minuto. Entonces, la levantó de nuevo, como si notase su presencia. Oh… ahí estaba… oh… oh… Se sonrojó y se le hizo un nudo en el estómago y otro en la garganta. Quiso salir corriendo, pero a la vez… quedarse. Quería que la viera, pero a la vez pasar desapercibida.

Se quedó mirándolo, dejando escapar un suspiro y ladeando una sonrisa bobalicona. “Ah… Trys… “, pensó, suspirando también en su mente. Y ahí fue cuando se hizo su propia película mental. Imaginó que él se acercaba, que la miraba con aquellos intensos ojos azules, sólo a ella. Que le decía que estaba preciosa, que sólo pensaba en ella, que compartirían todos los días el desayuno… y… y… ¡la besaba!

Sin darse cuenta, estaba en mitad de la ensoñación, suspirando, con una mejilla ruborizada apoyada en una de sus manos. No escuchó un “atrápala, Nyss”, del típico rompe fantasías. Ni tampoco vio la manzana hasta que le dio en toda la cara. Cosa que le dolió, por cierto, y que la hizo botar en el sitio. Hola, soy la cruda realidad y acabo de golpearte en toda la jeta, de nada por la humillación pública gratuita.






avatar
Nyssa
Hybrid

Ocupación : Exploradora
Mensajes : 2922

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dream a little dream of me - FB (Trystan)

Mensaje por Trystan el Vie Abr 17 2015, 15:46

Antes de ir a desayunar, mi madre me recordó que me pasase a ver a Nyssa. Algo que tenía pensado hacer justo después del desayuno pero por las insistencias de la mujer, accedí a pasarme antes. La pelirroja no se encontraba bien el día anterior y se me había hecho extraño no verla. Claro que, llevaba una temporada remotamente rara para lo que eran sus costumbres. Ahora hablaba mucho menos. O apenas me buscaba. Se había vuelto más esquiva y prudente. Sonreí cuando la frase 'todo lo malo se pega' cruzó mis pensamientos. Nyssa siempre bromeaba y me decía que tenía que soltarme un poco, que resultaba aburrido que fuera tan callado, pero lo cierto era que me gustaba escucharla.

De hecho, ya ni cantaba.

No es que acostumbrara a hacerlo, pero su timbre de voz era realmente agradable al oído y tenía que reconocer que podía pasarme horas oyendo cualquier melodía que ella entonase. Pero ya no lo hacía y el que ayer dijera que no se encontraba bien pues... Me preocupó. Me acerqué a esa porción de túnel que era su habitación, llena de bártulos y cosas curiosas que ella se iba encontrando, pero no estaba allí. ¿Le habría pasado algo? Encogí los labios a un lado, echando un último vistazo antes de dirigirme hacia la sala habilitada a modo de comedor.


Mis pasos me llevaron de vuelta por pura costumbre, pues no era la primera vez que iba a visitarla. Aunque, por regla general, era ella la que se pasaba las horas muertas en mi cuarto. Claro que, a mí no me importaba. Era divertido intentar leer con ella preguntando a cada poco para que le explicase las cosas. Cuando éramos más pequeños había llegado a leerle -y escenificarle, más o menos-, libros enteros, en ese mundo que se limitaba a mi habitáculo. Con esos recuerdos, llegué al lugar. Andaba pensando dónde buscarla cuando mis ojos la encontraron en uno de los lugares más apartados, junto a la pared. La sonrisa me salió sola en cuanto vi que me estaba mirando. Vaya, parece ser que no soy el único que se alegra de encontrarnos. Por fin, de hecho.

Puse rumbo en su dirección, aunque luego dudé si me estaba mirando o no, pues parecía ensimismada. Demasiado ensimismada. ¿Estaría enferma? El susto que se llevó con la manzana y la rapidez con la que alzó su mano a sobarse la zona del golpe me hizo pensar que no. Dediqué una mirada asesina al idiota que la había lanzado, quien parecía tan sorprendido como yo. Acto seguido, me senté al lado de la pelirroja, quien se frotaba la mejilla. Parecía tener la lágrima a mitad de camino. Torcí mis labios encogidos a un lado, sin saber muy bien qué decir. ¿Qué se decía en estos casos? Tan solo se me ocurrió colocar la manzana en la mesa, justo delante de ella, con cierta timidez en mis gestos-. ¿Cómo estás? -pregunté con aire preocupado, no sólo ya por lo que acababa de pasar-. ¿Te duele mucho?




De parvis grandis acervus erit
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1318

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dream a little dream of me - FB (Trystan)

Mensaje por Nyssa el Sáb Abr 18 2015, 00:19

Se frotó la mejilla adolorida con los ojos acuosos por el daño infligido. Entonces paró al sentir que alguien se sentaba a su lado. Dejó de respirar y giró despacio la cabeza. Ah… ah… ¡estaba a su lado! ¡Trys había tomado asiento! ¡Cerca de ella! Sus ojos verde selva se fijaron en el rostro del pelirrojo. Sus carnosos labios se entreabrieron de sorpresa. Ay, ¿qué iba a hacer? Estaba a punto de bajar los párpados y adelantar los labios con cara de atontada, a ver qué pasaba. Pero él habló. Le dio un pequeño vuelco al corazón. Tenía una hermosa voz… y… y… era como si tuviese un acento distinto, más… más… no sabía cómo definirlo.

Ahí fue cuando se acordó de volver a respirar, por necesidad, más que nada. “¿Cómo estoy? Uff… es una pregunta complicada. Deja que coordine mis neuronas y con suerte mi voz contribuye a armar una frase completa, ¿va?”, pensó. ¿No estaba adorable todo preocupado POR ELLA? Suspiró sin darse cuenta, al mirarlo. Otra pregunta. Le dolía, pero ya se le estaba pasando. Sí… bueno… eh… ¿Por qué ella solita estaba asintiendo vehementemente? “Sí, Trys, me duele mucho, mucho, cuídame, ¿vale? … ¿Qué? No, no, no”, pensó. Oh, mierda, ¿en qué lío se estaba metiendo ella solita andando embobada?

Encima, levantó una de sus pequeñas manos para indicar los labios con el dedo índice, a lo “me duele aquí”. Genial. Quiso darse contra la mesa por idiota. No era ahí. ¡No era ahí! Enrojeció súbitamente y señaló su mejilla adolorida, sin bajar el dedo. Por ahí no se daba cuenta del primero error y zafaba.

-Me… me… me… -tartamudeó, sonrojándose más de pura vergüenza. “¿Necesitas que te dé cuerda?”, se preguntó a sí misma con sorna. Perfecto, parecía idiota. Retrasada mental. Resopló, casi como lo haría un caballo, de forma graciosa y ladeando la mirada-. Duele… -murmuró al final.

No sabía qué hacer. Se puso a jugar con la manzana entre sus manos, encogiéndose en el asiento como si quisiese desaparecer. Su mirada se tornó algo triste cuando se dio cuenta de que él no parecía haberse fijado en que se había arreglado… para él. Eso significaba que… aunque la mona se vista de seda… Suspiró, esta vez con pesadumbre.

-Trys… -susurró, antes de alzar la mirada hacia él. Pero se topó con esos intensos ojos azules y… se le olvidó lo que iba a decirle. Se mordió el labio inferior de costado, sumergiéndose en aquel mar- -hizo silencio mientras se acercaba a él un poco más, sin romper contacto visual. Dejó caer los párpados y adelantó un poco los labios, en ridícula e inexperta posición.





avatar
Nyssa
Hybrid

Ocupación : Exploradora
Mensajes : 2922

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dream a little dream of me - FB (Trystan)

Mensaje por Trystan el Dom Abr 19 2015, 14:00

Me daba cosita verla tan vulnerable. Ella no había ido allí para recibir un manzanazo, aunque tampoco es que el idiota de nuestro compañero lo tuviera pensado. No obstante, empezaron a cotillear cuando yo me acerqué a la pelirroja antes que a ellos. Como si les sorprendiese que yo le diera prioridad a ella antes que a los demás. Y era normal, pues en los últimos tres años se nos había visto juntos por la base incontables veces. Nyssa había pasado a ser mi mejor amiga, mi compañera, mi hermana. Todo. Alguien demasiado importante en una vida tan monótona como era la mía. ¿Cómo no preocuparme por ella? ¿Cómo no pensar en Nyssa mucho antes que los otros cazurros trogloditas? Sonreí ante aquella definición. Era cierta, por más que me pesase. ¿Qué se podía esperar de chavales de catorce años? Éramos pocos y rebosábamos confianza. Hasta que nos dieran el primer palazo por separado.

La muchacha titubeó al contestar. ¿Desde cuándo hacía eso? Nyssa nunca había tenido problemas para enunciar palabra. Y dado que últimamente lo hacía mucho, me llevaba a pensar en la probabilidad de que hubiera algo que no me estaba diciendo. O que yo había hecho algo mal. En cualquiera de los dos casos, me inquietaba que no me hubiera dicho nada, sabiendo la confianza que nos profesábamos. Porque ella tenía confianza conmigo, ¿verdad?-. Eh, venga. Pasará, ¿va? -prometí, intentando distraerla. Y justamente, se me ocurrió una buena forma-. Luego si quieres, nos escondemos y les bañamos en fango... -murmuré confidente, con una sonrisa a mitad de camino.

Nyss articuló mi nombre, y me quedé atento por lo que fuera a decirme, mientras la miraba. Estaba diferente a la última vez que la había visto-. ¿Y para cuando la boda, parejita? -escuché justo después, lo que me hizo mirar al grupillo que parecía atento a cada gesto que pudiéramos tener la pelirroja y yo. ¡Pff! Qué malo era no tener nada con qué entretenerse. Sin saber muy bien por qué, me abrumé. Quedaba claro que eran unos ignorantes que no sabían mantener la boca cerrada.

Y si quería hablar con ella, prefería no tenerlos delante.

Con esto, la cogí rápidamente de la mano-. Ven conmigo. -murmuré contundente, y gesto serio cuando tiré de ella con suavidad y me la llevé fuera del comedor. Me importaba poco dónde ir. Tan solo quería salir de dudas. Sólo sería un momento. Y conforme lo que me dijera podría actuar en consecuencia aunque, prefería no tener que lidiar con esa molestia suya por algo que hubiera dicho o hecho. Me metí en un túnel aleatorio, con paso apresurado, para que no nos vieran y llegar a escondernos cuanto antes-. Nyss- -carraspeé, por ese gallo que quiso salir de mi garganta. Odiaba esas veces que me cambiaba la voz de repente, sin previo aviso-.   Nyssa… últimamente te siento rara conmigo. -presioné mis labios en una delgada línea mientras ejercía algo de presión en su mano, que aún tenía sujeta con la mía-. ¿Qué te pasa? -pregunté, con verdadera curiosidad -y preocupación- por saber qué podía haber hecho yo para que la pelirroja estuviese tan esquiva y evasiva conmigo.




De parvis grandis acervus erit
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1318

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dream a little dream of me - FB (Trystan)

Mensaje por Nyssa el Dom Abr 19 2015, 16:30

“¿Pasará? ¿El qué? ¿El dolor de mi mejilla? ¿O cómo me siento cuando estás cerca y lejos de mí?”, pensó en su mente. Suspiró y sólo acertó a asentir. Estaba con carita triste, hasta escuchar el murmullo prometiéndole una travesura. No pudo evitar regalarle su mejor sonrisa. Era tan adorable, pendiente de ella, haciendo planes para hacer cosas juntos, vengarse de esa panda de estúpidos anacefálicos…

-Vale –se mostró de acuerdo.

Le recordó las veces que ella lo metía en problemas a él, incitándolo a ser travieso. Se divertía mucho. No podía tener un mejor compañero de juegos. Lo sabía y valoraba muchísimo aquella relación que tenían. Por eso se había convertido en su lapa personal, siendo inseparables, saltando a su espalda cuando fingía cansarse de caminar sólo para que la llevase. Su mejor amigo, pero no podía verlo como su hermano. ¿Estaba mal cómo se sentía con él? ¿Estaba equivocada? ¿O confundida?

Él sabía leer y escribir. Era atento, era un amor, era protector, callado pero divertido. Era de esas personas a las que quieres cerca. Tenía madera de líder, desde luego. Era inteligente: la de veces que intentó darle esquinazo y ella alargó el tiempo hablando con su madre para cuando volviese. Pero ella… ¿qué era ella? Era una renacuaja molesta y pesada. No era culta. Pasaba bastante de otros que estaban en la base, la prioridad para ella era Trystan. Y ni siquiera era bonita. Él al menos sí era guapo, o por lo menos para ella. Esos ojos azules tan intensos, calmados pero que la miraban con cariño. Esa sonrisa que encandilaba. Y esa manía de morderse el labio… y cuando fruncía los labios hacia un lado cuando algo lo contrariaba. Ok, tenía que dejar de pensar en todo eso…  “Ah, Trys, si tú supieras…”, pensó.

Se quedó esperando beso. Sí, en el fondo mantenía esa esperanza de que él se diese cuenta de que ella existía… no sólo como amiga. Sabía que no era merecedora de él, pero… no podía evitar tener esa ilusión. Sin embargo, el grupito “por favor, compraos una vida y dejadnos en paz” tuvo que hacer un comentario que la hizo abrir los ojos y enrojecer. Empalideció y volvió a ruborizarse en cuestión de segundos. ¿En serio? ¡¿En serio?! A la mierda el beso. Malditos jode burbujas.

Les hubiera tirado algo a la cabeza, de no ser porque el pelirrojo agarró su mano y tiró de ella. Tuvo que levantarse, más atenta a hacer gestos con una sola mano. Se indicó a sí misma, luego gesto de ir, enseñó un par de dedos, posteriormente como si apretase con esa sola mano algo en el aire y seguidamente los señaló a ellos. Todo eso mientras les modulaba un “voy a mataros”.

I'm going to kill you:

Cuando salía del comedor fue cuando se dio cuenta de que se iba a quedar a solas con Trystan. Whaaaaaaaat. “Oh, mierda, mierda, mierda, mierda, mierda, mierda”, maldijo en su mente. No había estado rápida ahí. Al final la metió en un túnel, escondiéndose de miradas curiosas. Le salió un gallo al decir su nombre. La pelirroja suspiró, mirándolo como si fuese la cosa más adorable del mundo. “Ay, di mi nombre así otra vez y me desmayo”, pensó embobada.

Lo miró a los ojos cuando le preguntó. Se quedó atrapada en ese mar de tan intenso color. Se sonrojo. De no ser por la presión en su mano, seguramente hubiera acabado lanzándose hacia él y besándolo. Estaba preocupado. Le dieron ganas de llorar, por tenerlo así, por no poder decirle lo que le pasaba. Porque no podía. Si lo hacía, lo perdería como amigo. Tenía ese miedo. No quería que él se sintiese incómodo y empezase a evitarla, a no querer ni hablarla, ni mirarla, ni querer ser su amigo. Ella no le pedía que la correspondiese. Aunque un beso… no se iba a negar si él aceptase dárselo.

-Yo… es que… es que… -se mordió el labio inferior de costado y ladeó la mirada, temerosa-. Trys… eres… eres mi mejor amigo… -empezó a decir, no sabiendo ni cómo continuar-… No quiero perderte… No quiero que… por comentarios como ese… te alejes de mí… Yo… yo… yo… -se sonrojó y miró al suelo, pareciendo que iba a hacer un agujero con la puntera de la bota en el suelo-… Te… te quiero… mucho… -se le trabó la voz y sus ojos se volvieron acuosos-… Sé que te molesta que murmuren sobre nosotros y… y… -tragó saliva. “Y si supieras que te veo como tú no a mí, temo que no quisieras volver a verme”. Tuvo el impulso de lanzarse hacia él y abrazarlo, cosa que hizo, sosteniéndolo contra sí con fuerza, con necesidad-… Trys… no me dejes. Por favor… -se largó a llorar sin poder remediarlo, sintiéndose imbécil por ello y avergonzada.





avatar
Nyssa
Hybrid

Ocupación : Exploradora
Mensajes : 2922

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dream a little dream of me - FB (Trystan)

Mensaje por Trystan el Lun Abr 20 2015, 22:03

Su sonrisa me satisfizo ante mi sugerencia. Por un momento, se me antojó que ahí estaba la Nyssa que había estado conmigo estos últimos tres años. Una pelirroja menuda, inquieta y con una alegría contagiosa. Curiosa y obstinada como ella sola, jamás llegué a entender cómo, pero siempre conseguía salirse con la suya. No obstante, llevaba rara un tiempo, no más de un mes, pero se notaba demasiado. Más que nada, por ese cambio que había tenido conmigo, que yo no entendía del todo. O, ¿tal vez fuese paranoia mía? Antes, habría ido a buscarme para ir a desayunar, o ayer habría sido yo quien le hubiera dicho que se fuera a su cuarto si se encontraba mal. Y aún así, se habría quedado en el mío. Esperando que yo volviera.

Tenía que reconocer que el primer día, cuando la conocí, me hizo sentir incómodo porque no paraba de hablarme. De seguirme. Recuerdo haberme agobiado un pelín, aunque no dije nada, precisamente, porque no la había visto en mi vida, además que mi madre tenía la fuerte convicción de que todo el mundo merecía una oportunidad antes de ser juzgado.  Sin embargo, no pasó ni una semana y ya me había amoldado y acostumbrado a su peculiar presencia. Además de las innumerables noches que se metía en mi cama porque había tenido una pesadilla y se acurrucaba a mi lado para quedarse dormida otra vez.

Pero no, llevaba unos días en los que había roto nuestra rutina y no era que andara molesto, simplemente no entendía el porqué.

Por eso la saqué del comedor, por eso la llevé al primer túnel que vi, por eso le hice la pregunta que le hice. No quería alargarlo más. Y la mirada que me dedicó, con demasiada información contenida, me hizo tragar saliva, hasta que ella empezó a hablar.

Fruncí el ceño ante tanta frase inconclusa, tartamudeando entre verdades. Pensamientos que ambos teníamos a los que no había puesto voz antes. Ni ella, ni yo-. Espera, ¿qué comentarios? -¿lo que habían dicho los melones estos? ¿Cómo o por qué podía pensar que me iba a perder por lo que dijeran?-. Nyss lo que murmuren los demás... me da igual. No quiero que pienses que me dejaría influenciar por gente que no sabe de la misa la mitad. -volví a verter algo de presión en su mano, sin perder de vista sus orbes esmeralda-. No cambio tu compañía por ninguna de las que ellos quieran ofrecerme, ¿vale? -aseguré, dándome cuenta entonces de la sinceridad que llevaban mis palabras. No se me ocurría más que abrazarla para que se tranquilizara. Me preocupaba verla así, más incluso que el que fuera esquiva. Finalmente, fue ella quien dio el primer paso, rodeando mi cuerpo con más fuerza de la que acostumbraba. De golpe. Lo que me robó el aliento por un momento. No tardé en devolvérselo, aunque fuera más suave-. Hey, vamos, pelirroja. No va a pasar... -¿dejarla? ¿En qué sentido? Repasé su espalda con mis manos, a ver si con ello, conseguía que dejara de temblar-. Vas a tener que aguantarme mucho tiempo. Lo siento. -susurré con media sonrisa, a modo de broma, con la esperanza de que, aunque fuera poco a poco, volviera a sonreír.




De parvis grandis acervus erit
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1318

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dream a little dream of me - FB (Trystan)

Mensaje por Nyssa el Miér Abr 22 2015, 16:32



Lo vio tragar saliva. Estaba atenta a cada detalle en él, cada uno que la hacía suspirar, que capturaba en pequeños momentos como grandes tesoros. Aquella nuez de Adán adolescente, subiendo y bajando. Tan invitante a morder… mmm… “¿Pero qué demonios estás pensando?”, facepalm mental en ese momento. Tenía suerte de que Trystan no pudiese leer sus pensamientos, porque ya sería eso el cartel de neón que le faltaba para que él se diese cuenta. Más obvia no podía ser.

Apoyó una palma abierta contra una de él, con suavidad. Las yemas de sus dedos acariciaron la parte ventral de los dedos de su amigo, porque sus manos eran más pequeñas. Con aquel gesto tierno quería quitarle ese temor sobre lo que ella pudiese decirle. Alzó la mirada verdosa a la azulada, clavando sus irises como si él fuese todo lo que existiese e importase.

Sus gestos y su tacto decían aquello que su voz rehusaba pronunciar. No era valiente para arriesgarse. A él no le gustaba tanto. Sólo era aquella lapa a la que había sido obligado a acostumbrarse. A la que no podía decir que no. La había dejado entrar en su vida porque no le había quedado otro remedio. El roce había hecho el cariño, por el cual él estaba preocupado y le estaba preguntando. Pero no la clase de sentimientos que había despertado en ella.

Sabía que eso nunca lo tendría. Si llegaba a confesarse con él, volvería a sentirse incómodo y esperaría a que ella dejase de buscarlo para zafarse. En esa ocasión, su madre probablemente no podría ayudar. ¿Qué era más importante? ¿Decírselo o su amistad? Para la pelirroja era una decisión clara. Algún día, Trystan se enamoraría. No de ella. Probablemente le rompería el corazón, pero prefería que la dejase estar cerca de él a perderlo por completo. Se conformaba con estar a su lado.

Se sonrojó cuando preguntó sobre los comentarios. ¿Hacía falta, realmente? Murmuró algo incomprensible, rezongando. “Genial, simplemente genial. Y luego se queja de que yo lo pongo en situaciones embarazosas”, pensó la pelirroja, visiblemente ruborizada.

-Pues… los comentarios… parejita, boda, beso, tortolitos… -dijo un poco más alto, en un susurro.

Le tembló el labio inferior y sus ojos se volvieron acuosos, a punto de echarse a llorar. “Tú sí que no sabes”, lloriqueó en su mente. Sintió como si una mano apretase su corazón, ese peso en el pecho con el que le empezaba a costar respirar. Estuvo a punto de decirle todo, pero su mirada la atrapó de nuevo. Aquellos orbes de un azul tan intenso como el zafiro más puro. Un mar en el zambullirte y olvidarte del resto del mundo.

Se sonrojó y se mordió el labio de costado, dejando escapar un suave suspiro mientras se moría de amor. Él quería sólo su compañía. Sólo la de ella. Se sintió especial. Su corazón se hinchaba, adorándolo aún más en aquel momento. Porque sus palabras fueron la cura al mal que la aquejaba. El apretón de su mano la sostenía y no la dejaba desmayarse, quedándose con él. Únicamente con él.

-Yo sólo quiero tu compañía –susurró, diciendo más con aquella frase de lo que parecía.

Se amoldó contra el cuerpo adolescente de Trystan, buscando protección, nada más sintió que le correspondía el abrazo. Se sonrojó al sentir las manos en su espalda y se tensó en un primer momento, pero luego se relajó y se apretó más contra él, ronroneando y suspirando.

-Mmm… Trys… sigue haciéndolo… -murmuró ronroneante. “Eh… espera… no… no he dicho eso en voz alta… ¡no lo he dicho! ¿verdad? Oh, fuck”, pensó sonrojándose a más no poder. Encima con ruiditos incluidos, para mayor humillación personal-. A mí también me vas a tener que aguantar mucho… no lo siento –medio bromeó, alzando la mirada hacia él y esbozando una sonrisa.

Tragó saliva. Tomó una dura decisión que le rompió el corazón. Casi pudo escuchar el crack dentro de sí y sentir el dolor. Sabía que le iba a doler más verlo cada día, estar con él, hablar, acomodarse contra él por las noches cuando tenía pesadillas… a cada minuto, sin poder decirle que era más que un amigo. Siendo consciente de que nunca le correspondería. Pero no podía ser cruel y arrebatarle una amistad a Trys. Él era un encanto, adorable, un amor. Sería injusto para él.

Aguantó las ganas de llorar. Le dedicó una sonrisa suave, intentando sin éxito que no pareciese algo triste. Lo abrazó de nuevo, ocultando su rostro de él. Su menudo cuerpo tembló un poco. Sintió una lágrima rodar por una de sus mejillas, dejando un cálido y húmedo rastro.

-La sonrisa de tu rostro me hacer saber que me necesitas. Hay sinceridad en tus ojos diciéndome que nunca me vas a abandonar. El tacto de tu mano que me cogerás siempre que caiga. Lo dices mejor cuando no dices nada –le cantó en un susurro, con aquella hermosa voz que la adolescente tenía. Un timbre tan sobrenaturalmente bello. Se aupó un poco y apoyó los cálidos, suaves y carnosos labios sobre una de las mejillas de Trystan, en un cariño beso, dejándole un rastro de carmín-. Te quiero, Trys… -susurró, sintiendo que su corazón sangraba dentro de sí-. Hoy… puedo… ¿puedo dormir contigo? –preguntó con la voz ahogada.






avatar
Nyssa
Hybrid

Ocupación : Exploradora
Mensajes : 2922

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dream a little dream of me - FB (Trystan)

Mensaje por Trystan el Sáb Abr 25 2015, 17:24

Alcé ligeramente la ceja, expectante, curioso, con gesto que intentó ser comprensivo. El titubeo que tenía al hablar nada tenía que ver con los seguros y simples gestos que Nyss tenía conmigo. Me confundía. ¿A qué venía tanto miedo? Como si alguno de los dos fuera a hacer algo que cambiase drásticamente la relación que teníamos. Una relación extraña para ser un chico y una chica. Todo el mundo daba por sentado que teníamos algo más. O nos hacían pareja con familia a largo plazo. Lo cierto es que yo no podía ver a la pelirroja así. Demasiada confianza. Y una afición demasiado grande por parte de Nyssa para ponerme en situaciones incómodas. Después de todo, aún no me había acostumbrado y ciertamente, no llevaba bien ese tipo de situaciones. Era algo que me echaba para atrás y me hacía seguir siendo reservado para con Nyssa. Lo suficientemente reservado como para haber acabado viéndola como una hermana pequeña en vez de nada más, aunque no distásemos mucho en edad.

Una suave risa emergió de mi garganta al escucharla-. No pensarás que me tomo  esos comentarios en serio, ¿verdad? -enuncié con calma en mi mirada, hasta juguetón, enarcando una ceja como era costumbre, mientras me perdía en esa mirada tan verde como intensa.

Así como hice en su abrazo, cuando se presionó contra mí, con desesperación. Sonreí, enternecido, aunque una sensación de ser injusto me recorrió por un momento. ¿Sólo quería mi compañía? ¿No la estaba limitando mucho? Que yo quisiera pasar tiempo con ella no implicaba que ella quisiera lo mismo. Quién sabía si el día de mañana ella ya no quisiera sólo mi compañía. La echaría demasiado de menos, eso seguro.

Apreté el abrazo, antes de mover las manos a lo largo de toda su espalda. Algo que bien recordaba que le gustaba. Y así pude comprobarlo con su ronroneo y su murmullo. No tenía pensado apartarme, y obediente, continué con ese repaso tranquilizador que tuvo el efecto esperado en ella-. Eso espero... -contesté con una tierna sonrisa, aunque ella no pudiera verla.

Así estuvimos unos minutos, en los que el silencio nos embaucó con sutileza. Unos minutos que, al menos por mi parte, disfruté, sintiendo el calor de su cuerpo contra el mío. Esperaba que a partir de entonces, Nyssa se tranquilizara lo suficiente para volver a ser la misma conmigo y poder seguir compartiendo mi tiempo con aquella muchacha tan peculiar que se había hecho un hueco bastante importante en mi vida ya.

Su voz volvió a encandilarme cuando la escuché, en la intimidad de aquel abrazo. Sonreí por reflejo, antes de sentir sus labios contra la piel de mi mejilla-. Yo a ti también, pelirroja. -susurré en contestación. Toda una verdad que, aunque no la dijera, estaba ahí. Volví a reír con suavidad con esa pregunta tímida que formuló después tras ese gesto tan cariñoso-. ¿No has terminado de desayunar y ya quieres volver a dormir? -bromeé antes de asentir, como respuesta a su pregunta-. Claro que sí, Nyss. -porque a estas alturas no iba a mentir diciendo que esa costumbre de buscarme en plena noche para hacerse una adorable bolita miedosa a mi lado, no me gustaba. Rompí parcialmente el abrazo, para poder mirarla de nuevo-. Va. Vamos a liársela a estos... que han hecho méritos para merecerlo. -elevé ambas cejas un segundo con complicidad, sonriendo con picardía al ver su rostro iluminado.

Pronto salimos de allí dispuestos divertirnos molestando a los demás.




De parvis grandis acervus erit
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1318

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dream a little dream of me - FB (Trystan)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.