Novedades

- (15/12) Ya están disponibles novedades de Diciembre, ¡no te las pierdas!

- (15/12) Ya podéis pedir los dracs del mes de Diciembre.

- (15/12) En el pregón, nueva entrevista a Cyrenia.

- (15/12) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/12) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/12) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: ZeroTime Of Heroes
59/60

Afiliados Normales


FB ~ Sort of... Meant to Be ~Thareon ~ +18

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

FB ~ Sort of... Meant to Be ~Thareon ~ +18

Mensaje por Megerah el Dom Feb 08 2015, 20:00

Hace 3 años y medio...

Megerah había tenido una mañana ridícula. Tan exasperante y agotadora como insulsa y poco productiva. Aún no sabía bien cómo había conseguido salir del embrollo pero todo el mundo parecía particularmente interesado en las atenciones de la rubia que tan sólo pasaba por allí. Así, Erah se había entretenido de malas maneras en cosas que la propia esclava no consideraba realmente relevantes.

Y había acabado hastiada.
Tanto que a mediodía, a la hora del almuerzo, no pronunció palabra en la mesa de Moloch. El dragón negro sabía que bien valía refrenarse a la hora de darla conversación cuando estaba así, pues Erah no gozaba de mucha paciencia en aquellos momentos. Por suerte, una conducta así, implicaría la silenciosa abstinencia de decirle nada por lo que quedaba de día, lo que le daba libertad a la rubia para aislarse donde le diera la gana. Moloch ya la regañaría al día siguiente por ese soberbio mal comportamiento. Siempre lo hacía. Pero, ya se preocuparía entonces por pedirle disculpas o dejarle satisfecho de alguna manera.

Finalmente, había ocupado su tarde en cosas banales, esperando prudentemente a que el sol empezara a ocultarse para irse a los baños. Era la hora de la cena y estarían vacíos. Justo lo que Erah necesitaba.

Entró en ellos y una sonrisa triunfal se dibujó en la comisura de sus labios al ver que era la única en aquella habitación. Con aire hasta infantil, se dirigió al agua, desnudándose en el proceso. Suspiró sonoramente en cuanto sintió ese hormigueo que la superficie del agua le provocaba en la piel conforme ella bajaba los escalones y se sumergía en las termas. Un momento de tranquilidad que le hizo sonreír en cuanto su cuerpo se estremeció por el cambio de temperatura, tras sentarse en esa pequeña grada sumergida que bien valía de asiento, al otro lado de los escalones. Apoyó la espalda en la pared repleta de pequeños azulejos y relajó los hombros. Por último, cerró los ojos, con la tímida sombra del bienestar impregnando esa sonrisa a medio camino. Supo entonces que aquel momento lo había estado necesitando desde la comida. El agua que alcanzaba sus hombros, se había llevado de golpe ese mal humor que había rondado a la rubia durante la mayor parte del día.  

Mas los astros parecían aliarse contra la tranquilidad de Megerah, pues el picaporte cedió entonces y la puerta comenzó a abrirse. La esclava abrió los ojos, y arqueó una ceja. Llevó su mirada a la entrada, con intención de reaccionar malamente ante la imprevista visita.

Y ahora, ¿quién?


Última edición por Megerah el Lun Feb 16 2015, 00:25, editado 1 vez





couldn't help myself <333333:


honours:




avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 833

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FB ~ Sort of... Meant to Be ~Thareon ~ +18

Mensaje por Thareon el Dom Feb 08 2015, 22:05

No hizo falta respuesta para la pregunta mental de Megerah. Pues quien asomó tras la puerta, no fue otro que Thareon. Que traía, de hecho, prácticamente la misma expresión facial que ella. Esa suave y trémula sonrisa difuminada bajo el gesto de morderse parcialmente el labio inferior, mientras se deslizaba en la sala, mirando hacia atrás, comprobando que nadie le seguía.
Porque sí, había tenido exactamente la misma idea que ella. La de colarse en las termas, prohibidas en teoría para el libre uso de los esclavos, durante la hora de la cena. Ese momento único en el día, en el que los dragones estaban demasiado atareados como para acudir a bañarse allí. Obviamente, colarse allí sin permiso y ser descubierto conllevaba un castigo ejemplar. Pero hasta el momento había sabido escabullirse bien después de darse el lujo de disfrutar de un baño caliente entre los aromáticos vapores, y así limpiar periódicamente de su piel la capa de mugre que ya le cubría casi por entero, y enredaba sus largos cabellos ondulados en una maraña casi imposible de deshacer. Cerró la puerta con cuidado y en silencio, convencido de que estaba sólo y de que podría disfrutar de un momento de tranquilidad durante aquel día.

Mas, cuál fue su sorpresa al girarse, y encontrarse justo de frente con una mirada color azul celeste, una ceja alzada, y un rictus entre divertido y molesto torciendo unas facciones que conocía demasiado bien. Thareon se paró en seco, abrió muchos los ojos y dejó de morderse el labio para entreabrir los labios, en una muda expresión de sorpresa. Se quedó así dos o tres segundos, sencillamente mirando a la esclava, que le observaba desnuda en el agua. Seguramente eso hubiera sido sorprendente para muchos. Pero Thareon era un dragón. Y ya había tenido a la mujer desnuda entre sus brazos varias veces desde que la conocía... si bien no de la forma en la que le hubiera gustado. Por eso, realmente su sorpresa residía en el hecho de encontrársela allí, por la magia de haber tenido la misma idea tan sólo unos minutos antes que él.
Thareon finalmente sonrió, dejando ir una suave carcajada grave que reverberó en la sala empedrada, haciéndose oír entre el vapor ascendente.


Al garete su intento de discreción. Ya está, no había más que decir.

- Parece ser que acabo de interrumpir algo... - Comentó, al parecer no muy arrepentido, sin perder su sonrisa, mientras terminaba de acercarse al borde de la terma. Allí se acuclilló, y apoyó los codos en las rodillas, y se quedó observando a la mujer rubia apoyada contra la pared en el extremo opuesto de la piscina.  - ¿Huyendo del mundo otra vez? - Preguntó, inclinando la cabeza hacia un lado, manteniendo esa expresión afable en sus ojos turquesas.






avatar
Thareon
Dragon

Ocupación : Líder de La Última Rebelión
Mensajes : 1443

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FB ~ Sort of... Meant to Be ~Thareon ~ +18

Mensaje por Megerah el Lun Feb 09 2015, 00:26

Toda molestia, por mucho que quisiera quedarse con la rubia en las termas, desapareció en cuanto Erah reconoció a la figura que irrumpía en la habitación. Mas la expresión le duró lo suficiente para que el dragón la viera. Apartó la mirada, al techo, encogiendo los labios, intentando ocultar una sonrisa ladeada por su presencia. Si había alguien que Erah soportaría sin fastidio alguno, coincidía justo con la persona que acababa de cruzar la puerta. Del techo, sus orbes cristalinos perdieron altura hasta la silueta de Thareon, mientras se movía por la habitación, siguiendo, de forma inconsciente, los pasos de la esclava instantes antes. Se detuvo en el borde, en el lado de las escaleras que ésta había pisado, acuclillándose, mirándola desde allí-. Nah, no puedes interrumpir lo que apenas acaba de empezar... -tan solo ese pequeño ritual al entrar en el agua, pero el tino del dragón de escamas azules había sido certero, y había llegado justo al terminar el estremecimiento provocado por la adecuación del cuerpo de la rubia al agua templada. ¿O era Megerah quien lo justificaba, porque en realidad no había nada que ella pudiese estar haciendo que Thareon pudiera interrumpir? Suspiró disimuladamente al ver que seguía dándole prioridad al dragón, de forma involuntaria y desinteresada. Demasiada, quizás. Aunque no llegaba a ser, a sus ojos, tan obvia como para que el dragón negro supiese de esos sentimientos que Erah se esforzaba tanto en esconder y que, con Thareon, se le antojaban demasiado visibles.

La intensidad de sus zafiros turbó la mirada de Megerah, haciendo que la desviase levemente. ¿Por qué le ruborizaba así? Erah blasfemó internamente, al sentirse incapaz de impedir que sus mejillas se tiñesen de un tono rosado, al saberse desnuda y con el dragón azul mirándola. Con lentitud, subió sus brazos, cruzándolos a la altura de su pecho, así como entrecruzó sus piernas. Un vano impulso por ocultar su cuerpo a ese azul que parecía acariciarla con suavidad. Un sinsentido, en realidad, pues no era la primera vez que aquella situación de desnudez se daba por su parte ante el dragón, mas sí a solas. Y la rubia ni siquiera tenía del todo claro que quisiera taparse.

Su pregunta captó toda su atención, volviendo a establecer contacto visual con el azul de sus ojos-. Vaya, ¿tan obvia soy? -inquirió sin esconder la sonrisa, ladeando la cabeza hacia el mismo lado que él, imitándolo-. A veces es mejor que el mundo no sepa de mí en un buen rato... - arqueó las cejas acompañando su pequeña explicación. No quería volver a ese humor de perros que había dejado fuera de aquel cuarto. Además, juraba que Thareon entendería perfectamente esas palabras.

Entrecerró su mirada, casi con el reto brillando en ella-. ¿Estás esperando una invitación? -se inclinó ligeramente hacia delante, hacia él, aunque estuviera en el otro extremo, con la burla reflejada en su sonrisa, más que encantada de poder compartir otro rato con él. Y, ¿por qué no? recrearse la vista si Thareon no cesaba en su empeño de relajarse con un baño, como tenía intención al abrir la puerta, momentos antes.





couldn't help myself <333333:


honours:




avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 833

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FB ~ Sort of... Meant to Be ~Thareon ~ +18

Mensaje por Thareon el Lun Feb 09 2015, 17:39

"¿Es mi impresión, o esta mujer se alegra de verme?",se preguntó el dragón, al verla sonreír. Esa sonrisa. Porque Megerah tenía muchas sonrisas. Una casi para cada día, cada momento, cada expresión. Desde que la conocía, había podido comprobarlo en muchas ocasiones. Porque la había visto con él, con Moloch, y con otros, en la distancia. Al cruzarse casualmente en un pasillo, compartiendo un sutil roce de manos al pasar por el lado como mudo saludo. Había podido ver todos sus tipos de sonrisa. Y había una sonrisa, muy concreta y sutil, que sólo afloraba cuando estaba con él. Cuando le veía, y no había nadie más alrededor. Una sonrisa que sólo él había tenido la oportunidad de ver... o eso pensaba.

- Bueno... la alternativa es que Moloch salga ahora de un rincón oscuro. Eso no me lo esperaría. - Terció, mirando a su alrededor a sus espaldas, como si de verdad esperase que en cualquier momento la Muerte Negra se abalanzara desde alguna sombra. Pero no pasó. Estaban solos. Erah y Thareon. - Creo que me quedo con la opción obvia.

Se percató, recuperando la verticalidad de su rostro, de que la esclava se había cruzado de brazos ante el pecho, y alzado una pierna sobre la otra. De forma que tapó parcialmente la vista de su desnudez ante los ojos del dragón. Incluso podría jurar que estaba ruborizada, pero para los humanos esa reacción era común cuando se encontraban en medio de una terma caliente, así que no podía jurarlo. De todas formas, tampoco lo entendió del todo. Nunca entendería ese sentido del pudor de los seres humanos. Más cuando, como en el caso de Erah, Thareon ya había visto y tocado prácticamente todos los rincones de su ser. Normalmente poseído por un éxtasis de furia ebria, fruto de los narcóticos que Moloch no se cansaba de inocularle de un modo u otro.
De hecho... casi podría asegurar que era la primera vez que se encontraba con la rubia desnuda, sin su amo haciendo de intermediario en la situación. Y aquella perspectiva, esa sensación de privacidad que hacía mucho que no sentía, le provocó un sentimiento cálido y apetecible.
Una expresión traviesa surcó momentáneamente su rostro, y se mesó la barba, en deje pensativo.

- Hmmmm... -  Thareon se puso en pie, estirándose cuán alto era (y no poco). Y con movimientos perezosos, se quitó las desgastadas botas, dejándolas aparejadas junto a la terma. Y, deslizando sus sucios pies descalzos sobre el borde de la misma, comenzó a caminar aparentemente desinteresado. - ¿Me preguntas eso para que pueda entrar al agua si lo deseo... - Inquirió, cruzando los brazos ante su torso, para coger los pliegues de su hajada camisa de tela áspera, y pasársela por encima de la cabeza, descubriendo su musculado torso, escamado hasta la altura del diafragma, y presentando la vieja y reconocible cicatriz que le recorría oblicuamente el lado izquierdo, desde el omóplato hasta la cadera. Dejó caer la tela al suelo, mientras iba aproximándose paso a paso hasta la posición de la rubia. - ... o porque estás invitándome? - Enarcó una ceja y torció su sonrisa, al llegar a su altura, entreteniéndose en demasía en desatar los cordones de sus viejos pantalones de cuero.






avatar
Thareon
Dragon

Ocupación : Líder de La Última Rebelión
Mensajes : 1443

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FB ~ Sort of... Meant to Be ~Thareon ~ +18

Mensaje por Megerah el Lun Feb 09 2015, 23:43

La mirada de Megerah cambiaba el brillo cada vez que aquel hombre se presentaba ante ella a solas. Eran pocas las veces que aquello pasaba, mas Erah no tenía más opción que conformarse, dada la particular circunstancia de que Moloch detestaba verlos juntos y tendía a sancionar todos esos encuentros que no contaban con su presencia. Realmente, la rubia no sabía decir si aquello afianzaba esa relación extraña y confidente que tenía con el dragón azul, pues todas esas miradas y roces -casi caricias- que tenía con él públicamente, eran furtivas, nimias. Algo incompleto que no saciaba los deseos de la humana. No obstante, sabía perfectamente que lo que ella ansiaba tener -como la más normal de las adolescentes ante el joven que le hiciese perder la cabeza-, era algo tan inverosímil que prefería no tener esperanza alguna y sufrir esos sentimientos no correspondidos en silencio.

Pero aquellos zafiros se lo ponían tan difícil...

Ese movimiento desconfiado del dragón, amplió esa estúpida sonrisa suya, llegando a hacerle reír por lo bajo-. Creo que el dragón nos decepcionaría bastante -más de lo que ya lo hacía-, si apareciese de entre las sombras... -eso sería interrumpir. En toda regla. Aparte de la bronca que podían llevarse en consecuencia al estar usando los baños para deleite personal. Y el castigo. Ambos eran esclavos y aquello que estaban haciendo era prohibitivo para ellos. Bueno, Erah contaba con cierta ventaja frente a Thareon. Y sabía que aquella terma en concreto no era de las más transitadas. Fue entonces cuando le asaltó la duda: ¿qué le había llevado al dragón a elegir precisamente esa habitación? Erah ni quería saber la respuesta, con tal de tenerlo delante, aunque se limitara a mirarla desde el otro lado de la piscina, acuclillado y afirmando unas preferencias que la rubia tomó como halago.


Acabó agachando la mirada, algo cohibida por sus palabras. Por suerte, el vaho hacía su parte, escondiendo ese sonrojo entre el leve sofoco del agua caldeada. Pudor, sólo pudor, por esas dulces palabras, por esa mirada que parecía querer acariciar su piel... Erah se sentía idiota por notarse tan abrumada, por más que se repitiese internamente que no era la primera vez que el dragón la veía desnuda. ¿Por qué se sentía tan indefensa? ¿Tan insegura? A la rubia le perturbaba esa sensación y, sin embargo, no le resultaba ni remotamente incómoda.

Erah volvió a apoyarse en la pared conforme veía a Thareon acercarse por el borde. Y tragó saliva cuando volvió a ver ese brillo celeste y nacarado adornando su abdomen. Acortaba las distancias. Mierda. Las estaba acortando mucho. Y estamos solos. ¿Había dicho que se lo ponía difícil? Aún así, Erah se tragó las ganas con un simple y discreto mordisco al labio inferior-. Te lo pregunto porque dudo mucho que hayas entrado para dedicarte a pasearte por el borde... Quizás soy yo la que está interrumpiendo las expectativas de un buen baño... -terminó la frase con cierto tono de interrogación, alzando las cejas por un instante, acompañando el gesto. Ninguno de los dos tenía contemplado encontrarse en el lugar. Megerah, como cosa obvia, sabía que para ella no era ningún problema. Todo lo contrario, en realidad. Pero, ¿para Thareon? Esa tranquilidad que distendía sus hombros, le hacía pensar a la rubia que, tal vez, era la primera vez que el dragón se relajaba en días... puede que en semanas-. De todas formas, una cosa no quita la otra. -alzó una de las cejas de manera exagerada, con cierta picardía. La misma con la que él se mantenía a su lado, en toda su altura, jugueteando con los cordones de su pantalón mientras obligaba a Megerah a torcer su cabeza y levantar la vista, para mantenerle la mirada. Cuidó minuciosamente no mirar a ninguna otra parte del cuerpo de Thareon que no fueran sus ojos-. ¿Necesitas alguna indicación más o te has dado ya por aludido? -invitado estaba.

De sobra.





couldn't help myself <333333:


honours:




avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 833

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FB ~ Sort of... Meant to Be ~Thareon ~ +18

Mensaje por Thareon el Mar Feb 10 2015, 16:15

- No puedes interrumpir lo que apenas ha comenzado, ¿verdad? - Thareon la parafraseó, y su sonrisa mostró sus dientes parcialmente.
El cordón por fin se desanudó entre sus dedos, suavizando la presión del cuero sobre su cintura. Mas Thareon no empezó a desvestirse al completo de inmediato. Se quedó mirando a la mujer, que le sostenía la mirada directa a los ojos. Aún cruzada de brazos y piernas, con la espalda pegada a la pared, de forma que su expresión adquiría un aire digno que no dejaba de antojársele divertido.

De nuevo el brillo pícaro empañó los ojos del dragón azul. No había nadie en el lugar, sólo estaban ellos dos. Y aún así Megerah parecía ser presa de una extraña tensión. Una tensión que pensaba terminar en ese mismo instante.
Finalmente se bajó los pantalones, sacando las piernas de entre el cuero, y se volvió a agachar junto al borde, mientras ella hablaba.
No, obviamente no había ido a las termas sólo a quedarse en la orilla de las mismas. Ni a contemplar el panorama, como parecía hacer mientras introducía una de sus fuertes manos en el vaporoso líquido, como comprobando la cálida temperatura del agua.
Había ido allí a hacer lo mismo que ella. Pero ya no iba a ser de la misma manera. Ante su pregunta, Thareon levantó la cabeza, apoyó una mano en el borde, se inclinó hacia delante desde su posición gargólea, y aproximó su rostro al de ella. Clavó su mirada azul topacio en sus celestes, antes de contestar:


- Me doy por... tocado y hundido. - Y acto seguido, el enorme dragón se dejó caer con todo su peso al agua, a escasos centímetros de la mujer rubia, salpicando con toda su envergadura el agua hacia todas partes. Obviamente, empapando a Megerah en el proceso.
El agua caliente abrazó su cuerpo, y embotó sus sentidos durante unos segundos, antes de volver a sacar la cabeza hacia la superficie. El pelo oscuro y largo le cayó por la cara, chorreando, y tuvo que apartárselo hacia atrás con las manos. Después se quedó mirando a Megerah, y empezó a reírse a carcajada limpia ante la cara que puso, calada hasta los huesos por culpa del chapuzón.






avatar
Thareon
Dragon

Ocupación : Líder de La Última Rebelión
Mensajes : 1443

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FB ~ Sort of... Meant to Be ~Thareon ~ +18

Mensaje por Megerah el Miér Feb 11 2015, 08:36

La comisura de los labios de Erah se curvó marcadamente hacia arriba, en una sonrisa cómplice cuando el dragón repitió esas palabras que ella misma le había dedicado momentos antes. Infló su pecho en una inhalación profunda, en antelación, procurando no desviar la mirada a ningún sitio que implicase perder cierta altura o romper la conexión visual con aquellos orbes turquesa que la miraba con aire divertido y hasta retador. La rubia se supo con ventaja, pues ese azul llegaba a hipnotizarla de manera evidente, y querer no era la palabra cuando consideraba la opción de apartar sus cristalinas pupilas de ellos. De hecho, si por ella fuera, podría quedarse días enteros -con sus noches- observando la sosegada profundidad del océano reducida en esos ojos; nadar en ese agua de tonalidad oscura, propia del océano abierto que Erah nunca había visto.

Sólo en esos ojos.

La rubia, aún así, cuando fue él quien desvió la mirada para terminar de desnudarse, no pudo más que enarcar una ceja, impregnando de picardía esa sonrisa que la había acompañado. Pero mantuvo la mirada en el hombre, deleitándose con todas esas curvas que delineaban su proporcionado cuerpo mientras éste se movía y se doblaba con movimientos medidos y suaves. Al agacharse, Erah dejó de forzar la postura, al no tener que mirar tan alto, cosa que agradeció.

¡No, no, no no nononono!, se oyó en la mente de Megerah. Mas nada pudo hacer en cuanto el dragón se dejó caer, impactando suavemente con la superficie que, aún así, llegó a salpicar lo suficiente para que Erah no tuviera que sumergir la cabeza. La única parte seca que le quedaba. Por muy caliente que estuviera el agua, el contraste fue importante. Se había llevado las manos como acto reflejo a la cara, apartándola y, aunque Thareon estuviese demasiado ocupado removiéndose para salir a la superficie de nuevo, la rubia dejó caer la mandíbula, inspirando sonoramente ante el cambio.

Cuando las aguas se calmaron, apartó las manos y se giró lentamente hacia el lugar donde supuestamente estaba Thareon. Su cara debió de ser todo un poema, pues éste empezó a reírse. El chapuzón le había pillado por sorpresa y su cara parecía fiel reflejo de ello. Intensificó la mirada de sus cristalinos azules, cerrando la boca y encogiendo los labios a un lado como si quisiera refrenar la sonrisa que estaba apareciendo paulatinamente conforme asimilaba lo que el dragón azul había hecho y escuchaba esa armóniosa y grata risa. Aunque fuese a costa suya-. ¡No podías contenerte!, ¿verdad? -inquirió conteniendo la risa malamente, antes de salpicarle como burda venganza a todo ese agua que la había terminado de empapar.





couldn't help myself <333333:


honours:




avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 833

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FB ~ Sort of... Meant to Be ~Thareon ~ +18

Mensaje por Thareon el Miér Feb 11 2015, 15:43

Thareon negó con la cabeza, respondiendo a su pregunta con esa sonrisa entretenida asomando bajo la oscuridad de su barba. Ella le salpicó, y Thareon ladeó el rostro hacia un lado para evitar que el agua le impactara directamente en la cara, aunque fue inevitable que algunas gotas le dieran en el ya de por sí empapado rostro.
Él le devolvió el salpicón también. Y ella le dio otro. Y él otro. Y así, hasta que al final los dos acabaron enzarzados en una absurda e infantil pelea de a ver quién salpicaba más a quien. En la que el dragón terminó acercándose a Megerah a través de la incesante lluvia de gotas de agua cálida y humeante. Y la cogió pasando sus brazos bajo su espalda y sus rodillas, cogiéndola en volandas sin esfuerzo en el agua. Empezando a girar con ella, provocando ondas sobre la translúcida superficie, y creando espirales de vapor en el aire.

No paró hasta que las carcajadas de la mujer se hicieron audibles en el eco de las termas. Deteniéndose despacio, flexionando las piernas en el agua, hasta que ésta les cubrió a ambos a la altura de los hombros. Haciendo que los oscuros bucles de los cabellos del dragón flotaran al encuentro de los lisos mechones dorados de ella. Ahí ya no había recato ni pudor que hiciera muralla entre ellos, pues desde esa posición, Thareon podía sentir los latidos de su corazón y el compás de su respiración, haciendo subir y bajar sus redondeados senos arropados por el calor del agua.
Esperó a que el silencio se volviera a adueñar de la sala. Para dejar una suave risa grave, que precedió a sus palabras:

- Me gusta más tu sonrisa que esa cara que pones cuando intentas ser seria. - Le dijo, y con la punta de la nariz rozó su frente para apartarle un mechón rubio que se había quedado pegado en ella. - Guárdate esa expresión para cuando tengamos la sombra de Moloch sobre nosotros. - Volvió a cruzar su intensa mirada azul topacio con esos ojos aguamarina, y sonrió sin dejar que la mención de la Muerte Negra enturbiara el momento. Un momento que aunque fuera precario, sólo les pertenecía a ellos dos. - Ahora no es necesaria.






avatar
Thareon
Dragon

Ocupación : Líder de La Última Rebelión
Mensajes : 1443

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FB ~ Sort of... Meant to Be ~Thareon ~ +18

Mensaje por Megerah el Miér Feb 11 2015, 21:49

Ahora sí, a Megerah le era imposible ocultar esa curvatura pronunciada en la comisura de sus labios, con deje divertido por esa situación que era tan improbable entre dos adultos en circunstancias tan sombrías como las que rodeaban a ambos. Ambos esclavos, cautivos, habían sido capaces de llegar a jugar como dos niños, salpicándose agua mientras se deshacían en risas. Megerah firmaba ya para que lo que le quedase de vida pudiese ser así, mas, bien sabía que era algo imposible. Pudo entristecerla el ser consciente de que aquel hombre nunca sería para ella, de que era muy probable que otro rato como ese nunca tuviera lugar...

No obstante, prefirió disfrutar de aquello como la mujer feliz que nunca sería.

Thareon acabó pillándola por sorpresa, alzándola contra él, mientras daba vueltas que parecían tener de objetivo el causarle la risa a la humana. Cosa que no tardó en conseguir. Se sentía ridícula riendo por algo así, pero poco se contuvo, olvidándose del riesgo a ser descubiertos en aquel sitio. El dragón de escamas azules se detuvo paulatinamente, volviendo a bajarla a su altura. Y Erah se estremeció al sentir la calidez de su cuerpo contra el propio. Su tranquilidad, sin deseos desesperados por poseerla,  forzados por la droga de su dueño. Su respiración, que junto con la suya, llegaban a juntar ambos torsos por momentos.

Agachó la mirada, escapándosele esa misma sonrisa de la que hablaba él, con cierto rubor, que pretendía esconder antes de recomponerse y volver a mirarlo, en lo que él tenía el detalle de apartar un mechón rubio de su frente. Volvió a encoger sus labios sólo que sin ladearlos esta vez, como si quisiera tocarse la nariz con el labio superior, de forma muy muy sutil. Un gesto poco común en ella-. Y, aún así, me cuesta ponerme seria contigo... -murmuró alzando las cejas para acompañar esa curiosa mueca. Tan seria como lo era con Moloch o con cualquier otro que no fuera él. La mención del dragón negro resonó demasiado lejana como para turbar el temple -ya de por sí, tocado, por esa proximidad voluntaria, sin narcóticos- de la rubia. Su amo no tenía cabida en ese momento en las termas. No cuando ese azul oscuro atraía tanto la mirada de la rubia que era capaz de no pensar, de no tener segundas intenciones, de ser sincera consigo misma y egoísta por desear a Thareon para ella sola.

Al menos, en ese mismo instante, en esa piscina... lo era.

- No... Por suerte, no lo es. -afirmó, cautivada por esos orbes azules que la observaban desde tan cerca y que la inducían, sin descanso, a que sonriera. Y así acabó haciendo, como pequeño e insulso premio para el dragón por el halago previo dedicado a su sonrisa. Erah se tomó la libertad de elevar su mano, para acariciar su poblada barba, sin llegar a acunar su oculta mejilla. Inspiró lentamente, perdida en el topacio presente en los ojos de Thareon, mientras jugueteaba suavemente, paseando las yemas de sus dedos por el vello facial del hombre.

- Hmm... -frunció el ceño sin cambiar realmente el gesto, inclinando ligeramente su cabeza a un lado-. Deberías rasurarte la barba... -sugirió antes de echarse a reír, con suavidad. Sí, Megerah era perfectamente consciente de que, de haber permanecido callada -sin cambiar de tema- unos segundos más, no habría podido resistir esa tentación tan grande de probar sus labios. De esa forma tan espontánea.

Tan libre.





couldn't help myself <333333:


honours:




avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 833

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FB ~ Sort of... Meant to Be ~Thareon ~ +18

Mensaje por Thareon el Jue Feb 12 2015, 08:09

- ¿Y eso es bueno o malo? - Thareon acompañó su pregunta con una ceja alzada, pero sin perder su sonrisa. Por un lado, le gustaba ser motivo de gracia para la rubia. Pero tampoco pretendía que no lo tomara en serio.

Porque la situación, de hecho, podía tornarse bastante seria. O más bien, intensa. Prueba de ello fue que, acabada la batalla acuática y habiéndose desvanecido aquel momento tan niño, Thareon se movió en el agua, en dirección a la grada de la pared. Devolvió a Megerah a su asiento, en el mismo sitio en el que había empezado todo, rompiendo (lamentablemente) la cercanía de sus cuerpos para devolverle parte de su espacio personal. Aunque no se separó de ella, pues mantuvo el contacto visual estrecho, dejando los puños apoyados a ambos lados del cuerpo de la esclava. De  forma que las rodillas de la mujer rozaban sus abdominales inferiores.
Ella se perdió en sus ojos azules. Y él en los de ella, deleitándose con esa hermosa sonrisa una vez más.

Ella entonces posó su mano en su mejilla, y sintió sus dedos tibios a través de la oscura barba. El dragón inclinó sutilmente el rostro hacia su caricia, buscando aumentar el contacto, cerrando los párpados en el proceso. Sus palabras le arrancaron otra risa breve y grave, que provocó que su sonrisa se torciera bajo la mano de la mujer.

- ¿Tú crees? - Preguntó retóricamente, volviendo a abrir los ojos para clavar otra vez sus ojos en esos dos charcos lluviosos. - Yo la prefiero, la verdad. Así me cuesta menos creer que ya no soy el mismo dragón que era hace tres años, cuando tengo la oportunidad de ver mi cara en un espejo. Y me evito las burlas de aquellos que ya no me reconocen, o no me recuerdan... - Había alivio en sus palabras, pero también vibró cierta nota de... ¿tristeza? - ... Me ayuda a no sentirme culpable por lo que soy. - Un esclavo. Un paria. Un renegado. La deshonra de su vaca familia, sus amigos y su raza. Por ser sencillamente Thareon, en vez del Capitán Ironscale. Esa imagen de sí mismo se tornaba tan lejana... Cual recuerdo de un viejo conocido al que hace eones que uno no ve.







avatar
Thareon
Dragon

Ocupación : Líder de La Última Rebelión
Mensajes : 1443

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FB ~ Sort of... Meant to Be ~Thareon ~ +18

Mensaje por Megerah el Jue Feb 12 2015, 14:05

Erah, sin mover siquiera la cabeza, hizo el -tan típico en ella- ademán de poner los ojos en blanco ante la pregunta de Thareon, pero no escondió la sonrisa. Todo lo contrario en realidad, volviendo rápidamente a mirarlo-. Eres el único con el que puedo sonreír así... -murmuró solemne, enarcando una de sus cejas por un instante-. Juzga por ti mismo, pues creo que no necesitas más respuesta. -lo retó suavemente, con la picardía ampliando de nuevo esa sonrisa, tanto como para enseñar sus dientes ligeramente.

Y qué bien podía relajarse con él delante, teniendo un comportamiento demasiado diferente al que tenía para con el resto del mundo: una esclava fría, calculadora e impasible ante cualquier desgracia. De hecho, gustaba de provocarlas, aunque desde la llegada de Thareon, sólo se condenaba en su presencia. Porque le era tremendamente difícil hacerle daño. O querer hacerle daño tan siquiera.

La rubia volvió a apoyarse en la pared cuando la devolvió a su asiento. Contrariamente a lo que la rubia había pensado, el dragón no se separó, cosa que puso nerviosa a Megerah. Su corazón pasó a ser un tamborileo estridente, de la intensidad con la que bombeaba su sangre al tener a Thareon tan cerca. Por favor, no te apartes. Esa incongruencia en su persona la desesperaba levemente. Erah no se sentía capaz de controlar todos esos impulsos que la instaban a devorar sus labios cuando él estaba tan cerca... pero es que no quería que aumentase la poca distancia que los separaba en ese momento.

Y fue entonces cuando, con esas terribles ganas de tenerlo más cerca, cedió parcialmente, abriendo sus piernas un tanto, de tal manera que Thareon pudiese aproximarse aún más -si quería-, al no tener las rodillas de la humana estableciendo un límite, aparte del que ya ofrecía el propio borde de la grada en el que Erah estaba sentada.

- Bueno, visto así... Creo que te queda realmente bien. -simuló un cambio de opinión con un brillo travieso en sus azules. La verdad era que Megerah le daba poca importancia a cuan densa fuese la barba del dragón. Había llegado un punto en el que su apariencia más allá de esa intensidad en el índigo de sus pupilas, era secundario. Mejor así, pues tenía muy presente la afinidad de Moloch por las escarificaciones. Aflojó la comisura de sus labios, escondiendo parte de esa curva, visible en su semblante-. No te obligaría a hacer algo que realmente tú no quisieras... -y tan aplicable era a afeitarse la barba como a todo lo que Erah se había podido llegar a imaginar desde el momento que supo que Thareon era algo más para ella.

Pasó saliva cuando le escuchó decir la palabra culpable. La melancolía que acariciaba la grave voz del hombre hizo que Megerah se acercase a él, juntando ambas frentes, en un intento por consolarle. O eso pensaba la rubia. No tenía ni idea del pasado de aquel dragón. Ni siquiera de su edad real. Mas no le importaba. Como humana, su pensamiento de vivir deprisa la llevaba a quererlo tal cual era, sin importar lo que hubiera hecho antes de que sus caminos terminaran cruzándose. Cerró los ojos y, con la mano que no tenía entretenida y hundida en su barba, recorrió el tenso brazo que tenía a su lado. Se recreó en el hombro, llegando a dejarla en el pecho del dragón, a punto de sentir esos bajorrelieves propios de las escamas que adornaban la parte baja de su torso. Inspiró marcadamente,  en antelación, por ese impulso que desconectó su mente de su corazón y empujó las palabras que, de haber estado más lejos de él, se habría callado:- Puedes sentirte culpable... -por ser lo que eres-. por hacerme ser alguien tan distinto cuando estás conmigo... -susurró, sin más movimiento que las caricias de sus dedos, indagando entre el pelo de su barba, con un esbozo de sonrisa, tranquila y hasta tímida. Nada nuevo. Todo comprobado. Erah no era la misma, ni por asomo.





couldn't help myself <333333:


honours:




avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 833

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FB ~ Sort of... Meant to Be ~Thareon ~ +18

Mensaje por Thareon el Jue Feb 12 2015, 19:03

Thareon asintió con un único cabeceo, ensanchando brevemente su sonrisa, dándose así a entender que lo daba por bueno entonces.
Como si hubiera leído los pensamientos de la humana, el dragón dio medio paso al frente cuando ella abrió las rodillas, invitándole mudamente a aproximarse. A no alejarse. Mas así puso en evidencia su leve tensión en los hombros, bien disimulada pero presente. Y Thareon pudo escuchar los latidos acelerados de su corazón en su respiración, que arremolinaba el vaho ascendente entre ellos. Aquella percepción provocó que él apretara casi imperceptiblemente los labios, y que su sonrisa adquiriese un cáriz diferente. Más sosegada, casi etérea, traspasando toda esa intensa energía que transmitía a sus ojos. Unos ojos que cerró de nuevo, durante un par de segundos, al sentir la frente de Megerah contra la suya. Aquella mano que acariciaba su faz, abandonó su expresión para descender a su brazo izquierdo. Su hombro, su pecho, y las azules escamas de su vientre. Las cuales, por el efecto del agua, ya sin la suciedad permanente que parecía cubrirlas, brillaban con esos hermosos destellos labradoritas desde debajo del agua. Fue tan sólo un roce, un simple contacto. Pero Thareon no pudo evitar inspirar hondo, preso de una leve presión hormigueante que seguía el trazo de los dedos de la rubia.

El dragón sintió que se le erizaba levemente el vello de los brazos y la espalda. Y separó la frente de la de ella, para poder aproximar sendos rostros lateralmente. De forma que su áspera mejilla rozó la tersa y juvenil de ella, y sus labios quedaron a la altura del lóbulo de su oreja. Rozándolo sutilmente, acariciándolo con su cálido aliento, al susurrar con su reverberante voz baja:

- ¿Y cuál es, de las dos, la verdadera Megerah?  ¿La que complace al noble, o al esclavo? - Realmente para la respuesta a la pregunta no era para él, sino para ella. Esa cuestión debía ser parte de dualidad existencial de Megerah. La fría cortesana de un dragón villano, imperecedera y superviviente a toda costa; ¿podría inventar una máscara de fragilidad y vulnerabilidad para alguien como Thareon? ¿O, por el contrario, la frialdad sencillamente se había vuelto un disfraz demasiado cómo de llevar? Seguramente se quedaría siempre con la duda, respondiera lo que le respondiera la mujer.
Había, no obstante, otra pregunta que imperaba más aún en la mente del dragón azul. Y para hacerla, se separó de la oreja de la chica, y la encaró. De frente, una vez más azul contra azul. - ... ¿Y si te dijera... que lo que quiero es besarte?

Thareon y Megerah habían compartido lecho y sexo en más de una ocasión. Pero siempre había estado Moloch de por medio. El dragón azul nunca había podido disfrutar de ella como le hubiera gustado, o como sabía hacerlo. Normalmente siempre se convertía en una bestia deseosa, o lo hacía a regañadientes, sometido y coaccionado por las exigencias del dragón negro. Y en el fondo, llevaba casi tres años lamentándose por ello. Por usar a Megerah como medio de desfogue, incluso de venganza. Nunca, hasta el momento, había tenido oportunidad ni deseo de intimar con ella más allá de la amistad. Pues Thareon confiaba en ella. Algo que no podía decirse del resto de personas que conocía en ese momento.
Y para él, aquella pregunta era importante. Lo era porque necesitaba cerciorarse de que realmente ella no le guardaba ningún rencor por lo que se había visto obligado a hacerle en repetidas ocasiones. Y para demostrarle de que realmente él la deseaba. Como mujer. Como Erah. Sin más.






avatar
Thareon
Dragon

Ocupación : Líder de La Última Rebelión
Mensajes : 1443

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FB ~ Sort of... Meant to Be ~Thareon ~ +18

Mensaje por Megerah el Jue Feb 12 2015, 22:57

Erah tragó, inclinando ligeramente su rostro hacia el de él, propiciando así el roce de su mejilla con la barba de Thareon cuando éste movió su cabeza para dejarla al lado de la de la rubia. Se estremeció por esas cosquillas que recorrían su piel conforme la hundía suavemente en aquella densa pelambrera que cubría su cara, que mimaba a la mujer con cierto anhelo. El aliento cálido del dragón ayudó a intensificar ese escalofrío en cuanto rodeó el lóbulo de Erah. Mas fue su pregunta la que la tensó, dejándola sin saber qué contestar. Pues juraba no saber con certeza la respuesta. Noble y esclavo. Megerah bien sabía quién era cada uno, más allá de un título. Y no precisamente de la manera obvia. Pues Thareon eran tan noble como Moloch esclavo. Pero, ¿qué era ella? Erah estaba claramente dividida, pues su mente pertenecía a uno y su corazón a otro. Esclava de dos dueños. La rubia llevaba poco tiempo en su descubrimiento de esa nueva Erah, que tanto carecía de frialdad, crueldad y hostilidad. No había tenido ocasión en sus veintitrés años de vida de no ser de otra manera. Lo único que había conocido como beneficioso era ese amor que sentía por su amo. Y ahora sabía que aquel sentimiento era tan tóxico como el odio que también sentía por él. Megerah era la representación de la incongruencia en toda regla. Aquellas dos caras la confundían, pues cada una pertenecía a un hombre distinto.

Y ahora, uno de ellos, quería saber algo para lo que Megerah aún no tenía respuesta. Sus ojos vieron más allá de la melena de Thareon, donde la vista se le nubló, mientras indagaba en sus pensamientos e intentaba encontrar una contestación que no consiguió-. Si te respondo tanto una como otra, te estaría mintiendo, pues ni yo misma sé contestar esa pregunta... -quizás, fuese ambas. Era ambas, de hecho. Y tanta fuerza tenía una como otra, independientemente del tiempo que hubiesen convivido con la esclava. Dejando las preferencias y su sinceridad a un lado, Erah temía que su respuesta no le satisficiese lo suficiente. Pues a ella, al menos, no lo hacía. Y seguramente al dragón tampoco. Fue entonces, cuando tuvo hasta miedo de que llegara a apartarse, rompiendo así todo contacto. La alarma se reflejó en su mirada por un instante, cuando Thareon así lo hizo, pero no como pensaba Erah. El alivio fue mayúsculo cuando aquellos orbes azules buscaron los suyos de nuevo, consumiendo esa tensión repentina en el candor que desprendían. Espera, ¿sólo candor? Megerah vio algo más. Un pequeño fulgor de deseo contenido, que se afianzó con otra cuestión, en una voz algo más ronca. Erah exhaló encarecidamente, pues sus tres últimas palabras eran fiel reflejo de sus deseos. Unos a los que la humana quería dar rienda suelta con todas sus ganas, pero, de nuevo, el temor la invadía. A lo que sintiese el dragón, a la situación de ambos e, incluso, a los celos de Moloch-. No hay permiso que puedas necesitar para algo así, Thareon... -todo lo que no alcanzó a expresar en aquellas palabras se convirtió en un brillo intenso que centelleó en sus pupilas suplicantes, perdidas en el azul de las del dragón, por enésima vez. Como la gravedad que la mantenía pegada al suelo, atractiva, inherente, insalvable. Así eran los zafiros del hombre que tenía enfrente. Dos gemas que la encandilaban tanto como la sonrisa que solía seguirlas. Y fue justo lo que Megerah buscó, bajando su mirada hacia su boca.

Empujada por la cercanía del dragón, por ese pequeño diálogo y ese anhelo que creyó necesidad, inclinó su semblante hacia el de Thareon, despacio, aproximándose con la clara intención de probar, por fin, sus labios.





couldn't help myself <333333:


honours:




avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 833

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FB ~ Sort of... Meant to Be ~Thareon ~ +18

Mensaje por Thareon el Sáb Feb 14 2015, 15:18

- Eso responde por sí mismo a la pregunta, ¿no crees? - Terció el dragón, dejando ir el aire por la nariz, por encima de aquella suave y tranquila sonrisa.
Nunca entendería cómo Megerah podía sentir algo por ese monstruo. Y, seguramente, moriría sin comprenderlo. Pero no la juzgaba. Muchos no habían entendido tampoco su pasado amor por Ancaria, porque ella era humana y él, un dragón. Y aún así la había amado. En un hipotético más brutal y oscuro, quizá su amor por Moloch hubiera sido más comprensible, y la Megerah que él conocía podría haberse considerarse una aberración. Todo era tan relativo en aquel mundo de luces y sombras, donde nunca estaba nada claro. Ni siquiera él mismo tenía claro qué sentía por ella. A parte de la atracción evidente, y de aquel sentimiento confidente que afianzaba el vínculo entre ambos. Para el dragón azul era complicado ver más allá debido a su corazón aún sangraba esporádicamente por la pérdida de la que hubiera sido la madre de sus hijos. Y, en aquellos momentos, tampoco quería divagar en ello.

Tenían una oportunidad que casi se podría calificar de única en sus vidas. Un momento de paz, de privacidad, para ellos dos. Sin ojos negros, sin palabras de víbora, sin tener que pretender ser nada que no quisieran ser. ¿Y quiénes eran, al fin y al cabo? Dos esclavos bajo una misma sombra. Quien había aprendido a arroparse en ella, y quien buscaba siempre incansablemente volver a la luz. ¿Podría ser Thareon un nuevo faro que le mostrara a Megerah una alternativa a la oscuridad? Tal vez. Pero si así era, aquel no era el momento de averiguarlo. Aún no.

No respondió el dragón a su afirmación. Mantuvo su penetrante mirada en ella, fija y brillante. No había nada que decir, tan sólo hacer. Hacer como acompañar aquella inclinación de la cabeza de Megerah, fundirse en la intensidad deseosa de sus ojos cianes. Seguir su aproximación hasta colapsar sus bocas en un mismo toque. Lento, profundo y tiernamente invasivo. Tan diferente a los besos rabiosos o ferales que había recibido ella de él anteriormente...
Aquella vez los labios de Thareon acarició sus sedosos labios con mimo, con un deseo tranquilo y sosegado. Disfrutando y haciéndola disfrutar. Recorriendo los recovecos de aquella boca, danzando con su lengua al compás. Cerrando los ojos y dejándose simplemente disfrutar en aquella silenciosa y a la vez dulce sinfonía quera su respiración contra la de ella, y sus dos alientos fundiéndose en uno.

El dragón acercó su cuerpo al de ella, dejando sus rodillas pegadas a sendos costados. Alzó las manos para tocar su rostro y deslizarse en simetría por sus facciones. Tocándola con la misma delicadeza con la que manipularía un objeto de fino y frágil cristal.






avatar
Thareon
Dragon

Ocupación : Líder de La Última Rebelión
Mensajes : 1443

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FB ~ Sort of... Meant to Be ~Thareon ~ +18

Mensaje por Megerah el Sáb Feb 14 2015, 22:38

- Mas no de la forma que tú esperabas, me parece... -¿se lo esperaba? El suspiro del dragón le hizo pensar a la humana que, había hecho aquella pregunta adrede, con intención de poner a prueba cuan sincera era Megerah con él. A la rubia se le contagió esa sonrisa tranquila, después de aquel episodio de extrema tensión que había durado apenas segundos y que había sido infundado deliberadamente. Thareon no se apartó y Megerah no le había podido mentir. No había querido hacerlo. No le veía sentido a la falta de honestidad entremezclándose con esa firme confianza que se tenían.

Una confianza que les estaba incitando a ir más lejos de lo que habían llegado hasta ahora.

No había deseo desesperado en el azul de los ojos del dragón. Esta vez no. Megerah se quedó prendada de esa dulzura tranquilizadora que no había podido ver antes, cuando Moloch les incitaba a romper barreras físicas y Thareon, llevado por las drogas la hacía suya con impaciencia y brusquedad. Aquella forma de mirarla era tan distinta. Y despertaba tanto anhelo sincero en la humana, tanta suavidad, que a Erah le costaba saber cómo reaccionar. Las demás veces que había sentido al dragón tan cerca, habían sido a sabiendas de que, quizás, él, llevado por las drogas, se limitase a los deseos carnales de un hombre por cualquier mujer, saciando ese instinto más animal que racional. Mas, ¿qué era ahora? La muchacha era consciente de era la primera vez que se les concedía estar a solas en una situación así. No había nadie que les controlara. No había drogas que nublasen la cordura. Sin embargo, lo que seguía habiendo, era esa atracción tácita, reflejada en sendos azules, el del dragón y el de la humana. Una fuerza ineludible que cautivó a ambos, llevándolos más allá del límite que imponían las miradas. El dragón hizo lo propio, acompañando el movimiento sutil de Megerah y sus labios acabaron encontrándose.

Erah bebió de su boca con delicadeza, entreteniéndose en esos suculentos labios que tantas veces se había imaginado besando, en cada rincón que éstos habían escondido, buscando la lengua de Thareon con la suya, enlazándolas en un baile lento, suave y hasta tierno. Subió su mano, en un recorrido inventado por las curvas de su abdomen, deleitándose ante el contacto, mientras se estremecía por las consideradas caricias que el dragón dibujaba sobre la piel de sus mejillas. Los finos y suaves dedos de Erah se deslizaron más arriba, llegando al cuello, viajando a su alrededor hasta terminar en la nuca escondida tras esa oscura melena mojada. Se acabó despegando de la pared, imantada por el cuerpo de Thareon, con el que acortó distancia suavemente, soltando el aire por la nariz al sentir la calidez que emanaba de su piel, calentando levemente el agua que lo rodeaba. Llegó un momento en el que la rubia se separó, de forma nimia, interrumpiendo ese beso para poder respirar, exhalando contra sus labios, antes de, sin reticencia alguna, volver a ellos.

Oh, no. No tenía intención alguna de que aquello acabase tan pronto.





couldn't help myself <333333:


honours:




avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 833

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: FB ~ Sort of... Meant to Be ~Thareon ~ +18

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.